Edu, sí; Jovanovic, no

Edu y Jovanovic, sin camiseta, en el último partido del Córdoba en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Si nada se tuerce a última hora, Edu Ramos (Churriana, 1992) seguirá siendo futbolista del Córdoba CF, al que lleva perteneciendo desde hace dos temporadas. El vínculo se terminó el pasado fin de semana, cuando el contrato expiró oficialmente el 30 de junio. La falta de concreción de las conversaciones y el telón de fondo de ofrecimientos al malagueño -entre ellos algunos punteros de Segunda- hizo que el destino del pivote se dibujara lejos de El Arcángel. Sin embargo, su permanencia en el plantel, ahora a las órdenes de Francisco Rodríguez, parece garantizada después de los últimos movimientos y las declaraciones que realizó el director general deportivo, Luis Oliver, en la presentación del nuevo preparador cordobesista. “Está casi cerrado”, dijo el navarro cuando le preguntaron sobre la situación de Edu. El próximo lunes está previsto que vuelvan los jugadores y seguramente habrá un anuncio oficial antes de ese día.

Del impacto de Edu Ramos en el Córdoba habla de modo elocuente su permanencia en el once por encima de circunstancias y cambios de entrenador. Llegó desde del Albacete Balompié -tras padecer un doloroso descenso- y se incrustó en un equipo en el que gozó de la confianza de Oltra en su primer curso, que sin embargo terminó con agrio sabor debido a que el equipo tuvo que cambiar de objetivo a lo largo del campeonato. El técnico valenciano fue destituido y con Carrión al frente el malagueño fue pieza más fija si cabe para alcanzar la permanencia. La segunda experiencia fue más tormentosa, aunque ninguno de los entrenadores que pasaron por la dirección del Córdoba (de Carrión a Sandoval, pasando por Merino y Romero) le dejó fuera de los planes. Se acopló a lo que hizo falta, llegando incluso a actuar en algunos partidos como defensa central. Acumula 74 partidos oficiales y parece que seguirá añadiendo más a la lista.

El que no las tiene todas consigo, pese a contar aún con un año de contrato, es Sasa Jovanovic (Lazarevac, 1991), que jugó 31 (con tres goles) la temporada pasada. El serbio firmó hasta 2020, pero hay algunas razones que siembran la duda sobre su permanencia en el equipo. Entre las deportivas está su pérdida de protagonismo en la fase final de la campaña pasada. Después de disputar 24 partidos consecutivos, Sandoval le sacó del once tras las derrotas seguidas ante la Cultural Leonesa y el Huesca, que dejaron al Córdoba herido de muerte.

El serbio solo intervino en las últimas cuatro jornadas durante media hora en el campo del Reus. El Córdoba ganó todos los partidos y acabó salvándose. La llegada de competencia en su puesto tampoco ayuda. Regresará Jaime Romero desde su cesión al Lugo -donde tuvo como técnico precisamente a Francisco- y el canterano valencianista Nacho Gil llama a la puerta. Su ficha -de las más altas- y la posibilidad de ofertas -ya se especuló con alguna desde Grecia- colocan al extemo serbio en la puerta de salida. Ahí podría acompañarle su compatriota Igor Stefanovic, que después de la renovación por dos cursos del polaco Kieszek tiene la titularidad imposible en la portería. El Córdoba podría apostar por otro perfil de guardameta para hacerle la competencia y preparar el relevo de futuro para Pawel.

Etiquetas
stats