Demasiado duro para el Cajasur CBM

Morgado, en un partido del Cajasur CBM en Fátima | JUAN HUERTAS

Ésta es de las que duele. Porque es de las que se producen después de pensar en la victoria. Y no tanto de imaginarla sino de tenerla próxima. Pero en balonmano resulta un mundo cada minuto. De ello puede dar buena cuenta el Cajasur CBM, que regresa de tierras malagueñas con una derrota demasiado dura por la forma. El equipo dirigido por Jesús Escribano termina por caer ante el Iberoquinoa Antequera (31-30), un rival que es aspirante a todo -y esto es al ascenso- dentro de su Grupo B de la División de Honor Plata. Lo hace pese a que a falta de tres minutos y medio llegara a estar por encima y, sobre todo, tras gozar de una renta de tres goles bien entrado el segundo tiempo. Finalmente, con el empate casi en sus manos, los granates acaban con un resultado adverso que quizá no merecieran. Se trata del segundo tropiezo del curso, en su primera fase competitiva, y además el segundo consecutivo.

El encuentro comenzó de manera inmejorable para el Cajasur CBM, que apenas tardó 11 segundos en anotar su primer gol. Fue Aitor Gómez quien abrió el marcador para que la presión fuera inicialmente para el Iberoquinoa Antequera. El conjunto del Torcal igualó enseguida y el choque se mantuvo una línea de equilibrio, siempre con ventaja de los granates hasta cerrarse el primer parcial (3-3). Sin embargo, a partir de dicho instante, del minuto 6 para ser más exactos, el control del tanteador lo tomó el cuadro local merced a un tanto de Luis Castro. Ese 4-3 varió ligeramente el guion del partido, que aun así se desarrolló con una gran igualdad en el electrónico. Tanto fue así que hubo que esperar hasta casi el 13 de juego, en que por primera vez se produjo una diferencia de más de una diana. Sucedió a favor de los malagueños (7-5).

Pero el Cajasur CBM, al igual que concedía en cierto modo en defensa, se encontraba cómodo en ataque. Así consiguió retomar el dominio del tanteador con un 9-10 que a la postre, en relación a la primera parte, supuso una alegría efímera. Porque de nuevo el Iberoquinoa Antequera colocó a su favor el electrónico para manejar rentas de uno y dos goles. Aunque lo intentó, el conjunto del Fernando Argüelles fue incapaz de elevar la distancia. Mientras, el equipo dirigido por Jesús Escribano sufrió un duro varapalo al asistir a la roja de descalificación para Aitor Gómez. Lo cierto es que el granate fue un tanto imprudente en una acción defensiva, casi en el minuto 24. Entró lateralmente con una pierna adelantada y ocasionó una llamativa caída de un rival. Si bien pareció por un momento que la jugada fue involuntaria y fortuita, los árbitros no lo pensaron. El caso es que al descanso se llegó con un mínimo 16-15.

El panorama cambió claramente en el primer tramo de la reanudación por mucho que los de El Torcal volvieron a estar de dos arriba (19-17). Precisamente a partir de este tanteador comenzó el Cajasur CBM a revolverse para discutir el triunfo en la pista de un aspirante a todo dentro del Grupo B de División de Honor Plata. Lejos de que podía intuirse, el cuadro granate no acusó la ausencia de Aitor Gómez. De ello daba muestra el electrónico durante la segunda parte, gracias sobre todo a un parcial -no temporal- de 0-5 que provocó que por primera vez se produjera una diferencia de más de dos dianas. La escuadra de Jesús Escribano se situó tres por encima (19-22) y parecía alcanzar el control del choque. Todavía hallaba facilidades defensivas de su rival, que sin embargo supo aprovechar a la perfección una superioridad numérica tras exclusión de Raúl Pavón para recortar y llegar a equilibrar (24-24).

Los granates no daban apariencia de estar grogui en ese instante, ya que tuvieron la capacidad de volver a adelantarse en el marcador (24-25). Pero nada más lejos de la realidad, ya que la segunda fase de la reanudación fue para el Iberoquinoa Antequera aun cuando el ritmo a la hora de marcar decreció por parte de ambos. Después del 19 el conjunto malagueño logró voltear otra vez el tanteador (26-25). Un tanto de Alberto Castro llevó a los de El Torcal a gozar de una renta de dos (27-25) pero el Cajasur CBM demostró que está hecho de otra pasta, sobre todo en esta rara campaña en la que quiere ser más ambicioso. El ejemplo de ello lo culminó Sean Corning con una diana que devolvió la ventaja a los granates (28-29). Aun así, el choque estaba abierto plenamente, de forma que la escuadra local retomó el dominio del electrónico hasta que a falta de 50 segundos empató Morgado (30-30). En el siguiente ataque de los del Fernando Argüelles podía estar el choque. Y ahí estuvo en el último suspiro (31-30).

FICHA TÉCNICA

IBEROQUINOA ANTEQUERA, 31: Diego Moyano, Francisco Alarcón, Nacho del Castillo, Adri Santamaría (2), Nacho Soto (9), Daniel Podadera (1), José Jiménez, Luis Castro (5), Fernando Moreno (2), Francisco José Morales (1), Cristóbal Ortega, Isaac García, Chispi, Juanma Cabrera (4), Alberto Castro (4) y Diego Reyes (3).

CAJASUR CBM, 30: Fernando Torres, Juan José Ortega (2), Esteban López (6), Carlos León (2), Jeremy Figueredo, Pablo Martín, Sean Corning (4), Vicente González (p. s.), Alberto Requena (1), Jota Abad (2), Julio Morgado (4), Javi Parejas, Raúl Pavón (3), Aitor Gómez (3), Antonio Fernández y Juanlu Moyano (3).

ÁRBITROS: Huertas Herrador y García del Salto (Comité Andaluz). Descalificaron al visitante Aitor Gómez (23’). Excluyeron al local Cristóbal Ortega (2) y a los visitantes Jota Abad (2), Aitor Gómez, Raúl Pavón y Esteban López.

PARCIALES: 3-3, 5-5, 7-7, 11-11, 14-12, 16-15 (descanso), 18-17, 19-22, 24-24, 26-25, 28-28, 31-30

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la sexta jornada del campeonato de División de Honor Plata en su Grupo B, disputado en el Pabellón Fernando Argüelles.

Etiquetas
stats