De las dudas al optimismo: el gran inicio del filial

Los jugadores del Córdoba B celebran un gol. | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba B encadena dos triunfos consecutivos y completa un positivo comienzo de curso que le lleva a ser quinto y quedar fuera del play off sólo por la diferencia de goles

Es lo que tiene el fútbol. En un par de semanas, un equipo puede pasar del aprobado justo al notable. Todo depende de los resultados. En ocasiones, también importa la imagen. Cuando funciona tanto lo primero como lo segundo el balance no puede dejar de ser positivo. La actual situación del Córdoba B casa a la perfección con esa idea, pues el conjunto blanquiverde logra al paso por la sexta jornada del campeonato de Segunda B en el grupo IV tocar con la yema de los dedos la cuarta plaza de la tabla. El filial se encuentra en un momento dulce, gracias en gran parte a las victorias que ha obtenido en las dos últimas fechas ligueras. En las mismas, los de José Antonio Romero convirtieron las dudas iniciales en optimismo para completar un gran arranque de temporada. Los califales son quintos, suman diez puntos y muestran sensaciones de evolución más que favorable. En definitiva, el play off se escapa únicamente por la diferencia de goles, ya que existe un cuádruple empate con Real Jaén, Marbella y Linense.

Precisamente el segundo de esos equipos, el malagueño, fue el encargado de abrir el capítulo de derrotas del cuadro blanquiverde. En la segunda jornada del curso, la escuadra de la localidad de la Costa del Sol se impuso por 1-0. Más doloroso resultó el tropiezo en La Condomina -la originaria- ante el UCAM Murcia, pues esa vez tocó sufrir una goleada (3-0). Pero no hay mal que cien años dure, como dice el refrán. Mucho menos en el fútbol. El Córdoba B se sobrepuso a ese encuentro, en que no sólo cayó de manera clara, sino que también ofreció una mala imagen. En la siguiente fecha, el cambio fue significativo ante un rival poco asequible, al menos a priori: La Hoya Lorca. Los murcianos tomaron ventaja en el marcador, pero el equipo de José Antonio Romero tiró de oficio para dar la vuelta al resultado y además dejar mejor sabor de boca en lo que al juego se refiere. Con todo, la gran alegría la consiguieron los chicos del filial este domingo, en que alcanzaron un triunfo de prestigio ante un equipo llamado a estar en la zona media alta de la clasificación. El Melilla nada pudo hacer ante los califales, que vencieron con total merecimiento y sin apenas tener apuros (1-3).

La victoria en la ciudad autónoma sirvió en un primer momento para aupar al filial a la segunda posición, si bien cuando la jornada se completó el lugar definitivo fue el quinto. No es malo ese puesto, todo lo contrario. Los blanquiverdes, de hecho, están en este momento tres puntos por encima de dos de los máximos aspirantes a luchar por el play off y por el ascenso a Segunda A. Tanto Cádiz como Cartagena suman siete puntos. La actual situación del B tiene mayor importancia si cabe al recordar el mal inicio del pasado curso, en que al paso por la sexta fecha del campeonato sólo sumaba un empate. Además, el equipo de José Antonio Romero cuenta con el mérito añadido de lograr tan buenos números después de haber realizado grandes cambios en su plantel. Por cierto, que uno de los fichajes para esta campaña ya tiene tres goles en su cuenta particular y está a uno de los máximos anotadores -cuatro jugadores cuentan con esa cifra de tantos-. Se trata de Juanfran. Quizá sea pronto para soñar con aspiraciones mayores a la permanencia, pero por el momento el conjunto califal permite lanzar una mirada optimista al futuro próximo.

Etiquetas
stats