¿Quién dirá adiós sobre el césped?

Jugadores del Córdoba, en un entrenamiento | MADERO CUBERO

Bajo mínimos. De tal forma está de cara a su último compromiso de la temporada, que es más que nunca un trámite. Y lo es por mucho que en juego esté no ser colista, el único objetivo que tiene el Córdoba en el final de esta 2018-19. El cuadro califal mira al duelo con el Deportivo (sábado, 20:30) que supone el cierre de campaña no sólo con un reto artificial y una escasa moral, sino con una significativa falta de recursos. Por el momento, Rafa Navarro apenas cuenta con 16 futbolistas a pleno rendimiento, y entre ellos se cuentan dos pertenecientes al filial. Sin Moyano ni Chuma, con Kevin fuera de los planes, el entrenador del conjunto blanquiverde goza realmente de 14 jugadores de la primera plantilla en forma para disputar el choque de Riazor. Aunque la cifra real va a ser otra, dado que al menos Andrés Martín va a poder ser de la partida.

El Córdoba regresó al trabajo, tras la derrota ante el Osasuna (2-3), el martes. En ese primer día de entrenamiento en la última semana de competición fueron hasta cinco las ausencias con que contó Rafa Navarro. Álex Quintanilla, Luismi Quezada, Andrés Martín, De las Cuevas y Kevin no estuvieron. Los motivos fueron diversos, pero sus bajas para la sesión se añadían a las ya conocidas de Álvaro Aguado, Blati Touré y Carrillo. Por si fuera poco, Chus Herrero y Jaime Romero tuvieron que retirarse antes de tiempo y Marcos Lavín acabó con molestias. El panorama era, por tanto, gris rumbo al negro. Más que nada por la escasez de efectivos que tenía entonces el entrenador blanquiverde para el encuentro que va a cerrar la temporada. A todo esto cabe sumar que Luis Muñoz no puede actuar en Riazor al cumplir ciclo de amonestaciones.

Así, las bajas seguras para el choque en tierras gallegas son el propio Luis Muñoz y Álex Quintanilla, quien está en el dique seco. Si bien De las Cuevas se ejercitó en la mañana del miércoles en la Ciudad Deportiva, lo cierto es que su participación está más que complicada. Idéntica situación viven Chus Herrero y Jaime Romero, que quedan a un paso de entrar en la lista de descartes por motivos físicos. No mucho mejor se encuentra Luismi Quezada, que sin embargo se mantiene únicamente como duda. De esta forma, sólo Andrés Martín, de los ausentes estos días es el que, a buen seguro, va a formar parte de la expedición a A Coruña. El canterano trabaja de modo específico pero sólo por precaución. Al menos en principio no existe preocupación con él en el cuerpo técnico.

Distinto es el caso de Kevin, que no interviene con el primer equipo después de que Rafa Navarro decidiera cortarle. La razón es una indisciplina por parte del jugador, tal y como señaló el miércoles El Día de Córdoba en su edición digital. Lo curioso es que, dadas las circunstancias, el canterano vendría a ser el titular natural en el eje central de la zaga en Riazor. Salvo giro de los acontecimientos, no va a ocurrir. Por tanto, el preparador califal está obligado a recomponer la parcela defensiva con lo que tiene. O dicho de otra forma, con la reubicación de un futbolista para que acompañe a Miguel Flaño por delante de Carlos Abad. El navarro regresa después de no poder actuar por contrato ante el Osasuna y lo más probable es que su pareja en la retaguardia sea Álex Vallejo. El vasco está habituado ya a jugar en esa posición, por lo que resulta lo más lógico.

Visto lo visto, una pregunta surge: ¿Quién dirá adiós sobre el césped? En este sentido, cabe recordar que la inmensa mayoría del plantel termina contrato y que, por otro lado, la vinculación por más años no garantiza la continuidad. Va a ser, en definitiva, un día de despedidas. Es lo que pretende evitar Loureiro, cuya vuelta tras cumplir sanción ante el Osasuna, es la otra noticia positiva para Rafa Navarro. Precisamente la opción de que el gallego ocupe el lateral izquierdo, como ya hizo ante el Rayo Majadahonda, es una de las grandes dudas existentes en el once del Córdoba para el duelo con el Deportivo. Esto es en lo que se refiere a las decisiones del entrenador, que si retrasa a Álex Vallejo va a tener que conformar una nueva pareja de medios. En este caso sí habría un último partido desde el césped de uno de los pivotes al menos. Éste es Yann Bodiger, cuyo compañero bien podría ser Javi Lara o Àlex Carbonell. Muy probable es que ambos participen de inicio, sea más atrás o un paso por delante en la medular. El joven Moyano es otra alternativa para una alineación que, en principio, completan Quim Araujo, Alfaro y Piovaccari. Aunque todo depende del estado de Andrés Martín.

Etiquetas
stats