Un dilema en la línea de medios

Luso y Edu Ramos se ejercitan en la Ciudad Deportiva junto a Bijimine. | ÁLEX GALLEGOS

Está en el buen camino, de nuevo, y no quiere abandonarlo. Tras la tempestad, que concluyó con la destitución de José Luis Oltra, el Córdoba atraviesa una zona calma en su trayecto esta temporada. La llegada de Luis Carrión tiene de momento el efecto que buscara el club con el relevo y el conjunto blanquiverde mira con ilusión recobrada su futuro más inmediato. En ese sentido, aguarda la visita del Cádiz con la intención de convertir en dinámica lo que es un principio de reacción en toda regla tras ganar al Málaga en Copa y al Reus en Liga. Un resurgimiento que, como suele suceder, tiene otro tipo de consecuencias positivas. Aunque en realidad suponga un quebradero de cabeza -bendito problema, como aseguran los técnicos ante este tipo de puzles- para el preparador califal. Porque al catalán le surge su primer gran dilema, en este caso en una zona poco definida a lo largo de la campaña. Ésa no es otra que la medular, donde el entrenador debe decidir si da continuidad a Edu Ramos o si por el contrario devuelve su plaza a Luso Delgado.

La competencia es clara después de los dos primeros encuentros del cuadro califal bajo la dirección de Luis Carrión. Sobre todo, dada el resultado obtenido en ambos, así como la actuación en cada uno de los centrocampistas. Es en ese punto donde cobra protagonismo Edu Ramos, que esta vez aprovechó su ocasión en la sala de máquinas del conjunto blanquiverde. El técnico optó por darle la titularidad ante el Málaga pese a que parecía un buen choque para Luso dada su ausencia obligada unos días después. El jugador de Churriana completó una notable participación, que repitió en Reus. De tal forma el malagueño opositó de manera firme para continuar en el centro del campo ante el Cádiz. Mucho más si se tiene en cuenta que superó de manera positiva una trayectoria sombría: en las anteriores cuatro jornadas de Liga ni siquiera contó con minutos. Además, está aquello de que lo que funciona no se ha de tocar.

Sin embargo, la decisión resultará complicada para Luis Carrión, que también dejó clara su apuesta por Borja Domínguez en sus dos primeros partidos como técnico del primer equipo. No en vano, la entrada de Edu Ramos conllevaría la salida, esta vez sin sanción de por medio, de uno de los fijos en el esquema del Córdoba. Tanto que Luso es el único mediocentro que jugó de inicio todos los encuentros ligueros del cuadro califal en lo que va de temporada. Hasta el pasado domingo, cuando la acumulación de cartulinas amarillas le dejó fuera de juego. Fue la primera jornada en la que no estuvo presente y quién sabe si pudo significar la pérdida de su lugar en la medular. El aragonés, uno de los capitanes de la escuadra blanquiverde y hombre de peso en el vestuario, se hizo con el rol de indiscutible, una circunstancia ésta que contrarresta su menor nivel en los últimos duelos que disputó. Ese hecho puede jugar a favor también de Edu Ramos, si bien lo único seguro es que la competencia en la línea de medios ahora sí es real.

Etiquetas
stats