Día 1 de la 'era Romero': comienza la cuenta atrás

José Antonio Romero hace su entrada en El Arcángel | ÁLVARO CARMONA
El nuevo entrenador cordobesista mantiene una larga charla con la plantilla antes de dirigir su primera sesión en El Arcángel | Faltaron Fede Vico, Crespo, Fidel y Edimar

Cielo encapotado. Sensaciones repetidas. Un nuevo guía desde el banquillo y una vieja aspiración: la permanencia. En las vísperas del día del padre, El Arcángel vivió una jornada muy familiar. Un entrenador se despidió de los periodistas después de haberse quedado en el intento. Djukic se fue con triste orgullo, dejando una estela de crítica elegante. Minutos después, otro tomó el mando del grupo. Es José Antonio Romero, un veterano hombre de la casa, donde ha ejercido cargos en todos los lugares. Hasta en los que aún ni existen, como la futura ciudad deportiva, de la que fue designado director sin que se haya puesto aún la primera piedra. Romero habló largo tiempo con los jugadores antes de dar comienzo su primera sesión al frente del equipo. Hubo un cuarto de hora de cortesía para que los cámaras tomaran imágenes. Después se quedó a solas con el grupo que está llamado a pelear por salvar al Córdoba. Es casi un milagro que habrá que empezar a construir el domingo en Anoeta.

Romero acudió acompañado del mismo cuerpo técnico del filial, al que dirigía hasta el fin de semana pasado y que deja como colista del grupo IV de la Segunda B. Carlos Losada y Javier Raya, éste como preparador físico, suplen a Fernando Gaspar y Estanis Asensi, que dejan de pertenecer al club al irse con Djukic. Faltaron a la primera cita con el nuevo jefe Edimar, Fede Vico, Crespo y Fidel, ausentes por distintos motivos con permiso del club. Tampoco intervino Iago Bouzón, convaleciente de una lesión en la cadera que le hizo pasar por el quirófano.

La 'era Romero' se ha iniciado. En San Sebastián se vivirá el primer capítulo en el expediente como entrenador profesional de Primera División de un hombre de la casa al que le ha llegado, a los 55 años, el momento con el que soñaba desde que hace dos décadas entró en la entidad. Ya ha declarado que su desafío es "sacar el carácter" de una plantilla que vive atormentada por una cadena de derrotas -ya van ocho seguidas- que ha convertido en una epopeya su reto de permanencia. José Antonio Romero es el tercer entrenador del curso, tras Albert Ferrer y Miroslav Djukic. Se avecinan cambios. De momento, en el discurso. Entre los muros de El Arcángel se espera que también de resultados.

Etiquetas
stats