Un desafío al tiempo: Xisco mira con deseo a Lugo

Xisco, en un entrenamiento antes de caer lesionado. | MADERO CUBERO
El delantero trata de acortar plazos en su recuperación para poder ser de la partida en el duelo del próximo domingo | La vuelta del balear supondría un alivio para Oltra, que perderá a Florin

A pesar de que es uno de los hombres llamados a ser importantes esta temporada, Xisco apenas ha participado en dos de los ocho encuentros oficiales que se llevan disputados –siete de Liga y uno de Copa–. Su ausencia generó en un primer momento un quebradero de cabeza para Oltra, así como fue motivo de preocupación colectiva en el club y en su entorno. Por fortuna, el técnico fue capaz de obtener rendimiento de las piezas con que contaba y el Córdoba continuó a buen ritmo en los últimos cuatro partidos. Con todo, la baja del balear resulta destacada para la escuadra califal, más si cabe cuando el próximo domingo (17:00) no podrá ser de la partida Florin. El rumano estará con la selección de su país, lo cual supondrá un problema para el preparador valenciano, toda vez que su confianza en Arturo parece ser escasa y que Pineda no consigue ganarse tampoco un lugar en el once. En definitiva, la recuperación del delantero de Santa Ponça le vendría de perlas.

El delantero, que quedó fuera de juego por vez primera en Leganés (segunda jornada de Liga), cayó lesionado el 11 de septiembre, momento en el que comenzaron a saltar unas alarmas que sonaron definitivamente cuatro días después. Entonces, quedaba confirmado que sufría una rotura en la zona del gemelo izquierdo y que por tanto necesitaría de entre cuatro y seis semanas para recuperarse por completo. Lo cierto es que el balear trata de acortar plazos de un proceso que entra en su recta final, o eso pretende el propio futbolista. Xisco adelanta pasos en su rehabilitación con la firme intención de estar disponible para el choque con el Lugo, una circunstancia que se pudo comprobar el pasado domingo. Entonces, el balear no sólo se ejercitó junto al resto de sus compañeros, sino que además golpeó balón y disparó a puerta.

La realidad es que la recuperación del ariete supondría una gran satisfacción para José Luis Oltra de cara a ese duelo del próximo domingo. Sin embargo, y aunque todo hace indicar que el de Santa Ponça va camino de acortar el plazo de su regreso a los terrenos de juego, habrá que esperar a ver su evolución a lo largo de la semana. De entrada, el equipo no trabajó este lunes y tampoco lo hará el martes, día en el que volverá a tener jornada de descanso. Será el miércoles cuando el conjunto califal regrese a los entrenamientos y será entonces cuando se podrá observar si Xisco prosigue su avance e incluso si las expectativas en relación a su alta médica son aún mayores.

Etiquetas
stats