Va de derbis: volver a ganar

Quim Araujo celebra un gol ante el Almería la pasada campaña | ÁLEX GALLEGOS

Muchas son las tareas pendientes. La primera e impostergable es la victoria, que aún desconoce en el campeonato de Liga. El cerrojazo a la portería, que es base para ese reto principal, y la mejoría de la imagen son otros deberes de obligado cumplimiento. A todo ello ha de sumar el Córdoba la necesidad de obtener relevancia a nivel andaluz. Porque en los últimos tiempos los duelos regionales son una especie de tormento para el cuadro califal, que apenas ganara dos de ocho la pasada campaña. En apenas unos días, el próximo sábado (20:00), tiene la oportunidad de variar esta realidad, no menos complicada. Y goza de una ocasión pintiparada ante el que fuera precisamente su rival último en un derbi en la última temporada, un Almería al que se impusiera por 2-0. Un triunfo aquel que permitiera a los de José Ramón Sandoval tomar oxígeno de cara a las dos jornadas finales del curso.

Va de derbis el relato, que se torna dramático para los blanquiverdes. Volver a ganar, también en este tipo de encuentros, es el objetivo. No sólo, en efecto, por romper una negra dinámica en el comienzo de la presente campaña. También por acabar con su rol de víctima ante adversarios de la región. Este papel lo reclamó sin voluntariedad el ejercicio 2017-18, pues entonces venció sólo en dos de los ocho partidos con acento andaluz que disputó. La estadística fue mucho peor si cabe antes de encarar el tramo decisivo de la temporada, cuando el Córdoba vivía en plena carrera contra el reloj para alcanzar la permanencia. Así, el cuadro califal acumuló seis encuentros ante vecinos sin obtener los tres puntos.

La campaña arrancó precisamente con una derrota ante el Cádiz (1-2), la cual fue un golpe bajo después de una pretemporada con pleno de victorias. También terminó con resultado desfavorable el duelo con el Granada en tierras nazaríes (3-1). Tras la salida de Carrión, el Córdoba logró su primer punto en un derbi en su visita al Sevilla Atlético (1-1). Fue el único duelo regional de un Juan Merino cuya trayectoria en el banquillo blanquiverde fue tan breve como discreta. De la mano de Jorge Romero tocó sufrir de nuevo, con otros dos tropiezos: 1-0 en Almería y 2-0 en Cádiz. Fue en el estreno de José Ramón Sandoval cuando el cuadro califal sufrió su última caída en un partido de rivalidad andaluza. Ocurrió, como ya es sabido, ante su más reciente adversario (1-2).

No podían ser más negativos los guarismos del Córdoba en este sentido la temporada anterior. Por fortuna, el resurgimiento del equipo también sirvió para maquillar un poco sus números -y de paso seguir con paso firme hacia la salvación-. El Sevilla Atlético cedió con contundencia en su comparecencia en El Arcángel (3-0), mientras que su próximo rival también cayó de manera clara en el coliseo ribereño. El Almería, que en unos días regresa a orillas del Guadalquivir, cayó por 2-0 en un duelo regional a vida y muerte para los blanquiverdes y de importancia máxima para los rojiblancos. Al final, la escuadra de Fran Fernández estuvo más apurada de lo que antes de aquel encuentro se creía aun cuando perdiera.

Sin embargo, el inicio de la presente temporada rompió la dinámica positiva del cuadro califal tras el tramo final de la pasada campaña. El Córdoba disputó ya dos duelos regionales disputó en lo que va de 2018-19 y los dos terminaron de forma muy similar. En Málaga cayó goleado (3-0) en un choque en el que apenas consiguió mostrar oposición a su adversario, netamente superior. Más recientemente, la última jornada, el Granada le castigó duramente en Los Cármenes. El resultado definitivo fue de 4-2, pero la imagen fue muy pobre por parte del equipo de José Ramón Sandoval. Tanto que el preparador madrileño señaló con tono grave la falta de actitud de sus jugadores tras el enfrentamiento. No en vano, los nazaríes acumularon casi dos decenas de ocasiones de gol. Pero este partido forma parte del pasado, ya que sólo resta siempre en una competición como la Segunda A reponerse y mirar al frente. En este sentido, el conjunto blanquiverde busca un triunfo revitalizador ante el Almería. Lo hace, sobre todo, para reconducir su situación en el campeonato liguero, pero también para volver a ganar en un derbi. Lo puede conseguir ante el último vecino al que superó.

Etiquetas
stats