Una cuestión de saber estar

.

Puntuó ante un adversario competente. Por ahí se salva. Los marcadores de la jornada le conceden, además, un sustento argumental para repetir el relato de la dureza de la Segunda B, el equilibrio de fuerzas y todo ese tipo de historias que sostienen el guion del Córdoba en la temporada 19-20 en la tercera categoría nacional. El conjunto de Enrique Martín lo tuvo hecho con un 0-2 a menos de media hora, pero el Algeciras se le echó encima en un tramo final de locos. Los del Campo de Gibraltar pudieron incluso haberse llevado el partido en una remontada labrada con sudor y vísceras; el Córdoba también tuvo la suya en un disparo de Moyano que un defensa despejó en la misma línea cuando se consumían los minutos añadidos. Todos terminaron extenuados sobre el verde de El Mirador. Los locales lo festejaban como si fuera un título, mientras los cordobesistas se miraban con caras raras, seguramente preguntándose cómo era posible haber terminado de este modo un encuentro que les pudo relanzar en la clasificación y romper una etiqueta que ya está pesando: la de su falta de victorias lejos de El Arcángel.

En muchos estadios de Segunda B cobran suplementos a los socios por ver al Córdoba, cuya presencia se considera un lujo que justifica el sobrecoste económico. Si además le ganan ya es el pack completo: dinero y puntos extra. A eso ya se está acostumbrando el equipo blanquiverde, al que todos quieren morder. De momento, todos lo están haciendo: el Villarrubia, el Yeclano y el Algeciras. El Córdoba no ganó a ninguno de estos recién ascendidos, que aún conservan la ferocidad y el carácter indómito de su reciente pasado en Tercera.

Para arrancar, un susto monumental. A los 13 segundos, el primer cordobesista que tocó el balón fue Isaac Becerra. El guardameta desvió con el brazo un disparo de Antonio Sánchez que iba dentro después de una acción combinada de una escuadra algecirista que se plantó en el campo con osadía. Enrique Martín y los aficionados desplazados tragaron saliva, recordando sin duda mazazos prematuros en otras citas.

Al Córdoba le faltaban dos elementos referenciales: el panameño Escobar, jefe de la retaguardia por físico y criterio, y el capitán Javi Flores, el mayor generador de juego ofensivo. Martín agitó la coctelera. En su estrategia siguió contando con Zelu, un futbolista cuya historia en el Córdoba es todo un galimatías: entra y sale cada vez que se abre una ventana en el mercado. Mientras le deciden el destino en los despachos, el jerezano parece dispuesto a aprovechar las ocasiones que se le presenten. En sus botas nació el 0-1. Recibió la pelota en la corona del área, burló a un adversario y vio un hueco para lanzar. Lo hizo con potencia y sorprendió a Lopito.

El tanto blanquiverde aplacó el entusiasmo de los locales. Novaes actuaba en la posición más avanzada, con Zelu y Owusu en las bandas y Miguel de las Cuevas buscando, algo más retrasado, la distribución y la sorpresa en alguna arrancada. Vigilaron con celo al alicantino, que recibió un duro marcaje.

Un disparo flojo de Owusu y otro igualmente débil de Domínguez alteraron tibiamente el pulso de los porteros, que apenas intervenían. El Córdoba se atrincheraba bien y no se complicaba la vida, mientras que el Algeciras buscaba la reacción por la vía de la presión y el atosigamiento al rival, metiendo la pierna con decisión. Exceptuando a uno, todos sus jugadores llegan directamente desde la Tercera División, donde se estila el tono pendenciero.

El Algeciras estuvo cerca de marcar tras un centro de Gallardo que se paseó por el área, no acertó a despejar Cámara, que resbaló, y acabó en los pies de Choco. El defensa no se lo esperaba y soltó un furioso zapatazo, como si le hubieran arrojado un escorpión. La pelota acabó en el limbo. Los rojiblancos se vinieron arriba ante un Córdoba que se dejaba hacer, con todo el riesgo que eso comporta.

Un cabezazo de José Antonio González a centro de Zelu pudo elevar la cuenta para el Córdoba, que resistía el alocado asedio algecirista con la receta del pelotazo y lo que surja. En el minuto 42, Becerra tuvo que intervenir decisivamente para despejar un centro de Tote, que había dejado sentado en la banda a Raúl Cámara. El intermedio llegó como una bendición para el Córdoba, que había estado bastante agobiado y que gracias a Becerra y a un desmelenado Djetei evitó lo peor.

Al minuto y medio de la reanudación, el Córdoba rozó el segundo. La puso suavemente Zelu en el corazón del área y José Antonio González se elevó, realizó el gesto a la perfección y conectó un testarazo al que respondió Lopito con un paradón espectacular. Los de Martín salieron aleccionados de la caseta, con algo más de arrojo a la hora de devolver los golpes a un Algeciras que se comportaba con la insconsciente valentía del que no tiene nada que perder. El técnico local, Fajardo, elevó la presencia en ataque con la salida de Karim y el ghanés tuvo una ocasión en el primer balón que tocó.

Pero el Córdoba sacó partido de su tripleta de ataque. Entró Novaes, dejó de tacón a Zelu, el jerezano la puso a Owusu y el punta batió con un remate de difícil ejecución a Lopito. Pero los de Martín no mantuvieron el control durante mucho tiempo. Apenas dos minutos después, Antonio Sánchez marcó el 1-2 y subió la temperatura anímica en El Mirador, donde el público cantó el clásico “sí se puede”.

El Algeciras sacó a Jardel y el portugués probó en su primera acción: un centro cerrado lo rozó Antonio Sánchez y Becerra resopló cuando la pelota lamió la base del poste. A quince del final, Martín retiró a Owusu y reforzó la trinchera con Imanol García. Los cordobesistas recularon y el Algeciras encontró premio en un remate de cabeza de Iván Turrillo, que se adelantó a la salida de Isaac Becerra tras un centro de Karim. Luego tuvieron ocasiones Vicent, De Castro, Jardel... Becerra lo pasaba francamente mal. Y aún pudo ganar el Córdoba, pero el remate de Antonio Moyano la sacó Vicent en la misma línea de gol. El Córdoba lo tuvo ganado, pudo perderlo y, al final, empató. La asignatura pendiente de ganar lejos de El Arcángel aún no se ha aprobado. A ver en Cartagena.

FICHA TÉCNICA

ALGECIRAS CF, 2: Lopito, Choco, Borja Vicent, Pablo De Castro, Gallardo, Iván Turrillo, Caturla (Karim, 54'), Antoñito, Tote (Jardel, 68'), Antonio Domínguez y Antonio Sánchez (Mario Martos, 86').

CÓRDOBA CF, 2: Isaac Becerra, Fernández, Chus Herrero, Djetei, Raúl Cámara, Xavi Molina, José Antonio González, Zelu (Antonio Moyano, 71'), De las Cuevas (Sebas Moyano, 85'), Owusu (Imanol García, 75') y Gabriel Novaes.

ÁRBITRO: García Gómez (Comité Extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a locales Emilio Fajardo (entrenador), Iván Turrillo y Caturla y a los visitantes Enrique Martín (entrenador), Djetei, Fernández, De las Cuevas y Owusu.

GOLES: 0-1 (7') Zelu. 0-2 (63') Owusu. 1-2 (65') Algeciras. 2-2 (80') Iván Turrillo.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la novena jornada del grupo IV de Segunda B, disputado en el Nuevo Mirador de Algeciras ante unos 4.200 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del padre de José Antonio Asián, exjugador y exentrenador del Algeciras.

Etiquetas
stats