Saura, Perin y la buena cara al mal tiempo

Saura celebra un gol ante el Movistar Inter.

Atraviesa la que es una de sus peores etapas. No sólo en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) sino a nivel histórico. La última derrota le lleva a encadenar ya cuatro e igualar su peor registro en este sentido en la máxima categoría. Por si fuera poco, supone la constatación de un inicio de año para el olvido. Todavía no suma en lo que va de 2021. El cúmulo de datos desfavorables provoca que prosiga en posición de descenso, en la que va a continuar al menos después del fin de semana al sufrir otro aplazamiento -el octavo, nada más y nada menos-. Pero no todos los apuntes son, hoy por hoy, negativos para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Cierto es que otros detalles son menores en relación a la situación del equipo no deja de ser importante el hecho de, por ejemplo, contar con el tercer máximo goleador del campeonato. Se trata de Alberto Saura, a cuya sonrisa individual se suma la de Lucas Perin. Básicamente porque el ala pívot estrena su cuenta anotadora como blanquiverde.

El murciano y el brasileño son la buena cara al mal tiempo del cuadro califal. Difícil es la realidad actual del plantel dirigido por Josan González, que en efecto desconoce la victoria después del cambio de año. Tampoco es capaz siquiera de puntuar hasta la fecha durante las primeras semanas de un 2021 que arranca con cierta desesperanza en Vista Alegre. Tanto es así que la escuadra blanquiverde sufre tras su derrota ante el Movistar Inter (3-7) su peor momento en la considerada mejor liga del mundo en lo que se refiere a tropiezos consecutivos. Al perder ante el Viña Albali Valdepeñas, el Betis, el Jaén Paraíso Interior y el Movistar Inter -rivales todos de la zona alta de la clasificación, ha de tenerse en cuenta- iguala su registro más pobre en la división. Se repite la dinámica de comienzos de la anterior campaña, de debut entre los grandes y los gigantes del fútbol sala español, al caer en cuatro duelos tras dos triunfos.

Queda claro, por tanto, que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad vive una intensa crisis de resultados. Sin embargo, el conjunto blanquiverde está más que habituado a sobreponerse a este tipo de circunstancias. Para ello son importantes factores como la continuidad de la magnífica aportación en ataque del que es, sin la más mínima duda, su jugador franquicia. Éste no es otro que Alberto Saura, por el que existe interés entre clubes de mayor rango pero que por fortuna permanece en Vista Alegre. Durante el pasado mercado de invierno su nombre sonó como opción para el Movistar Inter pero no hubo movimiento. Ya señalaron fuentes de la entidad califal a CORDÓPOLIS que era un runrún desde meses atrás pero sin consistencia en forma de contactos. El caso es que el murciano logró ante los de Torrejón de Ardoz su cuarto doblete del curso. Y resulta curioso pero todos los consiguió en 2021, dentro de la agria trayectoria actual.

Con sus dos tantos en el último choque, el pívot llegó a establecerse, al menos unos cuantos minutos, a sólo uno del máximo goleador de Primera de la LNFS. Después quedó de nuevo a dos al ver puerta Dani Saldise. De cualquier forma, Alberto Saura es el tercero en la una muy reñida disputa por el título de pichichi, como se denomina en fútbol. Y no sólo eso sino que supera su guarismo anotador de la campaña 2019-20 en un puñado de encuentros menos. El jugador natural de La Unión anotó en la anterior temporada un total de 13 dianas en 23 partidos. En la presente cuenta, en efecto, con uno más (14) en 16 choques. Normal que el técnico de la selección española, Fede Vidal, ya le tenga en su agenda y se convirtiera en el primer futbolista del club en obtener la internacionalidad con La Roja. También que llame la atención de otros conjuntos, que si quieren obtener sus servicios antes deben pasar por caja, como se suele decir. No en vano, tiene otro año de contrato y una cláusula relevante.

Pero no es la suya la única sonrisa dentro de la tempestad en medio de la que se halla el Córdoba Patrimonio de la Humanidad en las últimas semanas. El pasado jueves el choque con el Movistar Inter deparó además el estreno anotador de uno de los dos fichajes que realizó la entidad en enero. Fue Lucas Perin, jovencísimo ala pívot, quien vio puerta por vez primera con la elástica blanquiverde. Con su tanto la escuadra de Josan González llegó a colocarse con dos de ventaja en el electrónico (2-0), si bien después vino la remontada. Y tras el descanso, la goleada. El brasileño progresa en la adaptación al equipo y comienza a tener cierto peso en las rotaciones del preparador de Puente Genil, al igual que sucede con Caio César. De hecho, el veterano ala cierre gozó ante los de Torrejón de Ardoz de su primera titularidad en Vista Alegre.

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2021 - 05:30 h