El Córdoba va con gasolina a un Balaídos en llamas

Florin, en el centro del grupo en el último entrenamiento | ÁLVARO CARMONA
Los blanquiverdes visitan a un Celta que lleva dos puntos sobre los últimos 30 | Berizzo, su entrenador, en la cuerda floja | Djukic pide “intensidad” | Sin Cartabia, pero con Héldon Ramos

Noche de sábado invernal en Vigo. Lluvia y frío en Balaídos. Partido a las diez de la noche. Un anfitrión en crisis -sólo dos puntos sumados de los últimos treinta-, con un entrenador bajo sospecha -Berizzo, que lo entiende todo, hasta que lo echen- y una afición más que escamada porque nada es ahora lo que parecía hace meses, cuando al Celta lo miraban con arrobo desde todos los puntos de la Liga después de que noqueara en el Camp Nou al mismísimo Barcelona. Desde entonces, ni un solo triunfo. Y ahí llega el Córdoba. Al alza. Con sus nuevos fichajes calentitos y un crédito multiplicado después de su gran partido ante el Real Madrid, que fue mucho más que el 'show' de CR7 cuando le echaron por pegarle a Edimar.

“Eso ya quedó en el baúl de los recuerdos”, explicó Miroslav Djukic tras el último entrenamiento de los suyos. No quiere confianza. “Tenemos que trabajar como cabrones”, dijo sabiendo bien lo que decía. Quiere intensidad. No se fía en absoluto del Celta, un equipo que “tiene más fútbol del que dicen los puntos que lleva”. Seguramente no le falta razón al técnico serbio, que no quiere que su equipo se salga de la dinámica efervescente que presenta desde aquella bronca terapéutica en el Camp Nou. El técnico dice que no tiene nada que ver con lo que ha sucedido, pero se le escapa media sonrisa. Desde luego, hubo asuntos que cambiaron radicalmente desde ese día. Los futbolistas corren como si no hubiera mañana. Y, además, ha habido zarandero en la plantilla en el mercado invernal. Un buen puñado de bajas y otras tantas altas han mejorado el aspecto del grupo. Ahora toca exprimir ese potencial latente. Un desafío atractivo para un Djukic al que poco a poco le van saliendo las cuentas.

Al Córdoba le aguarda un escenario hostil en Balaídos, nada que ver con la última vez que apareció por allí. Fue en Segunda y hubo un empate pactado que llevó al Celta a Primera y a los blanquiverdes, con Paco Jémez, al play off. Ahora no parece que nadie se conforme con un punto. Al menos, no los de casa. Berizzo ha arengado a los suyos. Además, el club ha puesto entradas a precio casi simbólico y el estadio se va a llenar por completo. Habrá un ambiente cargadito. Para bien o para mal. El Córdoba tratará de jugar con los sentimientos a flor de piel de un Celta que está muy malherido. Para conseguir darle un golpe, Djukic plantea una alineación con cambios.

Hay una baja de consideración, la de Fede Cartabia, que fue expulsado ante el Real Madrid y cumplirá un partido de sanción. Ya ha pasado el suyo Edu Campabadal, que vuelve para el lateral derecho, donde competirá con un Adrián Gunino cuya situación ha dado un giro radical. De número uno en la lista de descartables a jugador relevante para el segundo tramo de la temporada. Al final, el lateral derecho sigue con los mismos inquilinos y el dañado fue Pinillos, ocupante del flanco izquierdo. Ficharon a Edimar para ocupar su sitio y el brasileño es fijo desde que llegó. Igual que Bebé, que ha irrumpido con fuerza en el once. En la expedición, que parte el mismo sábado hacia Vigo en un vuelo chárter desde Sevilla, se registra la novedad de Iago Bouzón. El central de Redondela no juega un partido desde noviembre y volverá a un sitio donde un latigazo de emoción le recorrerá el cuerpo: con el Celta despuntó y subió a Primera.

No se prevé una revolución en el once del Córdoba, ni falta que le hace. Djukic tendrá que suplir a Cartabia y el puesto puede ser para Borja García, que vuelve al grupo. También está disponible Héldon Ramos, el punta caboverdiano que ha llegado cedido por el Sporting de Lisboa en el mercado invernal. Más tarde se incorporarán Bruno Zuculini y Rene Khrin, los últimos en recalar en una formación que ahora tiene mucha mejor pinta. Quién se lo iba a decir en la primera vuelta, cuando recibió al Celta mirándolo desde abajo y con cierto complejo de inferioridad.

ALINEACIONES PROBABLES

CELTA: Álvarez, Gómez, Cabral, Fontás, Planas, Fernández, Radoja, Krohn-Dehli, Orellana, Nolito y Larrivey.

CÓRDOBA: Juan Carlos, Gunino, Crespo, Pantic, Edimar, Deivid, Fausto Rossi, Bebé, Borja, Ghilas y Florin Andone.

ÁRBITRO: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro).

CAMPO Y HORA: Balaídos (22:00, Energy).

Etiquetas
stats