El Córdoba Femenino consigue el triunfo en un partido gris

Formación del Córdoba Femenino en Miralbaida | CÓRDOBA CF

Alegría en el Córdoba Femenino. El cuadro blanquiverde, que disputó su encuentro como local en Miralbaida, rascó tres puntos de donde parecía haber solo uno y encauzó su segunda victoria consecutiva en lo que se lleva disputado de Reto Iberdrola, donde perdió con Pozoalbense y ha repetido triunfo con sufrimiento ante La Solana, a domicilio, y este choque ante el Granadilla B. La capitana María Avilés aseguró que los tres puntos se quedaran en casa, al igual que hizo el Pozoalbense, que ganó con claridad al CFF Cáceres a domicilio.

Tres puntos en una monótona actuación (1-0)

El Córdoba Femenino consiguió los tres puntos en su estreno en Miralbaida en un partido que bien pudo decantarse hacia su rival, el filial del UD Granadilla. La primera parte, sin demasiadas ocasiones de gol para las blanquiverdes, no tuvo demasiada historia salvo un disparo lejano de Ocón, que no complicó demasiado la vida a Nay Cáceres. El cuadro blanquiverde no se encontraba en el campo, optando casi en todas las opciones por la jugada individual o balones aéreos hacia la zona de ataque, donde se encontraba atascado. En la segunda mitad, el UD Granadilla B dio un paso adelante e incluso tuvo la oportunidad clara desde larga distancia a cargo de Moreno, pero los reflejos de Gordillo impidieron el tanto canario.

Ocón, perdida en banda izquierda, salió del campo hacia el ecuador del segundo tiempo en sustitución de su compañera Michi Goto, que sería protagonista de la última acción del partido. La japonesa se internó por el flanco zurdo y puso un balón bombeado hacia la cabeza de María Avilés, que cruzó el balón con la cabeza hacia donde nada pudo hacer la cancerbera del cuadro visitante. Así, en un encuentro donde se pudieron ver problemas en el último pase, el Córdoba Femenino rascó una importante victoria y encadena su segundo triunfo en tres jornadas.

El Pozoalbense vence y convence en Cáceres (0-3)

Las vallesanas retomaron el camino del triunfo a lo grande. El cuadro blanquillo consiguió los tres puntos, de nuevo, a domicilio, esta vez en su visita al CFF Cáceres. Controló el encuentro desde el principio, incluso poniendo el susto en el cuerpo a las locales con las ocasiones de Natalia Montilla y María Marín, pero no sería hasta el filo del pitido del descanso cuando llegaría el premio a la insistencia visitante. La japonesa Ayaka, fichaje del pasado verano, puso por delante a las suyas con un gran tanto.

Ya en los segundos 45 minutos, el Pozoalbense no dejaría lugar a la duda y amplió diferencias cuando apenas se había cumplido el minuto 50. La capitana Rocío hizo el segundo de las suyas, que les dio tranquilidad y que permitió a Manu Fernández, técnico visitante, dar descanso a pilares del once inicial como Karla Riley o María Marín. Ana Murga despejaba cualquier atisbo de ocasión de las cacereñas y, finalmente, Natalia Montilla puso la puntilla en el 83 a un partido que necesitaba ganar el cuadro pedrocheño tras su última derrota en casa ante el Granada. Las dos victorias a domicilio le permiten colocarse como segundo clasificado, solo por detrás del Granada.

Etiquetas
stats