El Córdoba femenino lo tiene claro: o todas o ninguna

El Córdoba CF Femenino entrenando en la noche del miércoles en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Quieren que el club les abone las cantidades que les debe y cuyo pago sistemáticamente  ha desatendido. En algunos casos, desde agosto. Insostenible. La plantilla del Córdoba CF Femenino entrenó anoche a las órdenes de Manu Agudo en las vetustas instalaciones de la Ciudad Deportiva con poca luz, sin agua caliente, con equipaciones no oficiales del año pasado, sin fisio para atender a las lesionadas y con la incertidumbre en muchos casos de no saber qué iban a cenar o si iban a encontrarse con la puerta del piso cerrada por impago del alquiler.

Ante las dramáticas circunstancias que atraviesan, el club les lanzó una propuesta: un abono parcial de unos 200 euros para las futbolistas que más lo necesitaran. Una “ayuda para pagar los pisos” que no colma las legítimas peticiones del grupo y que incluso llegó a indignar a algunas jugadoras.  “Nos hemos negado a aceptar porque nos parece de vergüenza que nos lo den como si nos hicieran un favor, que lleguen con un sobrecito como si fueran los Reyes Magos”, apunta una futbolista que, obviamente, quiere permanecer en el anonimato. Hay miedo entre las chicas, a quienes les han dicho que existe una cláusula de confidencialidad en sus contratos y no pueden hablar de estos asuntos. Ni siquiera si llevan sin cobrar ni un solo euro desde que pusieron el pie en Córdoba.

Así están las cosas un equipo que se fundó el verano pasado, que en su primer año de vida consiguió el ascenso en la Liga Reto Iberdrola y que ha tenido una puesta en escena sobresaliente: estuvo invicto hasta la semana pasada, cuando cayó goleado por 3-0 ante el Granada. Fue, precisamente, unos días después de salir a la luz pública la triste situación económica que atraviesan sus jugadoras. No cobran. Y eso afecta de un modo dramáticamente especial a las extranjeras y a las que se incorporaron de otros clubes: las dificultades para pagar sus alojamientos y la comida son evidentes. La consejera Magdalena Entrenas, responsable de la sección femenina y destituida de su cargo por Jesús León a raiz de sus críticas a la gestión de montoreño, desveló ante los medios una situación “lamentable” que ya ha alcanzado eco nacional.

En los últimos días se han producido reuniones con varios cargos del Córdoba. Miguel Romero, responsable de la sección, les dijo la semana pasada que todo se solucionaría antes del viernes. Y no ocurrió nada. El equipo se desplazó a Granada para disputar su partido de Liga con un malestar evidente. En la Ciudad Deportiva del club nazarí apareció Francisco López, consejero del Córdoba y mano derecha de Jesús León en asuntos económicos -es empleado de las empresas del montoreño-, para decir a la plantilla que tuviera paciencia, que las cosas se arreglarían el lunes. Y no ocurrió nada. Después de una jornada de descanso el martes, el grupo volvió a trabajar el miércoles por la noche. Sus entrenamientos comienzan a las nueve y cuarto en la Ciudad Deportiva, en lo que supone una experiencia de dolor añadido. “Sentimos que es para callarnos la boca y calmar las aguas, pero queremos igualdad y justicia”, dicen desde la plantilla. Algunas jugadoras cobraron el mes de agosto, pero no el de septiembre. Hay quienes no han visto un céntimo desde que llegaron.

Este miércoles, la plataforma Córdoba Somos Nosotros lanzó una iniciativa para recoger fondos con los que ayudar a las jugadoras. Instalarán huchas y darán visibilidad a una situación ante la cual se ha encendido la llama de la solidaridad en la plantilla. Ellas tratan de sobrellevar el caso ayudándose unas a otras, con aportaciones de las familias y gestiones en todos los frentes lideradas por el que sigue siendo el principal sostén de este proyecto: Francisco Avilés Peque, su director deportivo y hombre para todo. Su idea es mantener la unidad y luchar juntas.

“Lo que sí pedimos es apoyo este domingo, que vean que aunque nos esté afectando toda esta situación (porque es lógico), nosotras seguimos hablando en el campo y luchando y dejándonos la piel por este escudo al que amamos”, dicen desde el equipo. La Ciudad Deportiva acogerá el próximo domingo a las 11:00 de la mañana un Córdoba-Villarreal. Las chicas siguen preparándose, entrenando cada noche en la oscuridad de la Ciudad Deportiva y luchando por encontrar en el fútbol el sustento emocional que les permita aguantar toda la amargura que les está proporcionando su entorno. Ellas también son el Córdoba.

Etiquetas
stats