Cordero y el regreso de un 'hombre ascenso' al Córdoba Futsal

Cordero, ante el Betis en el 'play off' de la temporada 2018-19 | CÓRDOBA FUTSAL

“Cualquier tiempo pasado nos parece mejor” o, al menos, eso es lo que decía Karina en su célebre canción. Hace un año, los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad estaban iniciando su particular pretemporada en lo que sería su primer año en la máxima categoría del fútbol sala nacional. Sin embargo, en ese retorno al parqué de Vista Alegre no estarían, entre otros jugadores, Manuel Jesús Cordero. El cierre de Las Navas del Sepillar fue incluido en la lista de bajas del Córdoba Patrimonio de la Humanidad tras el histórico ascenso en Mengíbar a Primera División junto a Paco Solís, Cristóbal y Catiti. Ya en 2020, inmersos en la pandemia del coronavirus y con el cuadro blanquiverde afrontando otro año en Primera, ha llegado la oportunidad para Cordero de jugar en la mejor liga del mundo.

En cuanto pise el parqué en un partido de Primera División, Cordero se convertirá en el cuarto jugador del club de José García Román en jugar en las tres primeras categorías del fútbol sala español, después de que ya lo hayan hecho Jesús Rodríguez y los hermanos Leal, Manu y David; además, tendrá la oportunidad de aumentar su cifra de partidos jugados con el club, siendo el quinto con más encuentros (79). En cualquier caso, el lucentino arriba a la disciplina cordobesa como un efectivo más en la defensa que ha pertrechado Josan González en el equipo. El fondo de armario será fundamental en una nueva campaña en Primera División donde habrá cuatro plazas para el descenso, por lo que la cantidad de variantes en la plantilla se tornará clave. Cordero llegará a un vestuario donde ya estarán los cierres Jesús Rodríguez y Pablo Del Moral, una de las sensaciones en el equipo la pasada campaña, y Ricardo Mayor, que llega como gran promesa de ElPozo Murcia y apuesta personal de Josan.

Su mejor partido o, al menos, su aportación más trascendente, fue curiosamente uno de sus últimos con el Córdoba Futsal, además de haber sido expulsado en ese encuentro. Fue el 17 de mayo de 2019 en Sevilla ante el Real Betis FS en lo que fue el segundo partido de la eliminatoria al mejor de 3. El Córdoba Futsal ganaba por la mínima en el pabellón de San Pablo gracias a un gol en propia puerta de Borja Blanco. La escuadra bética fue decidida al ataque y el contraataque era la principal baza de los de Maca. Tras una ofensiva verdiblanca, Cordero, no demasiado prodigado en ataque, corrió por la banda derecha del ataque blanquiverde tras un pase en largo de un compañero, forcejeando con el defensor local y cruzando el balón fuera del alcance del guardameta brasileño Cidao. Minutos después, el lucentino fue expulsado por roja directa por una polémica infracción y dejó a su equipo durante dos minutos con uno menos, aunque él iría camino de las duchas. El de Navas del Sepillar tendría la oportunidad de redimirse en el primer encuentro de la final del ascenso ante Mengíbar para poner el empate a uno del posterior 5-1.

Sin ser un jugador brillante y sin demasiadas florituras, Cordero aportará, además de profundidad de plantilla, oficio, garra y carácter en defensa, además de una gran presencia en el juego aéreo en caso de que fuera necesario. Posee una cierta ventaja el cierre cordobés respecto a algunos de sus compañeros, ya que estuvo a las órdenes de Josan González en el Ategua, de Castro del Río, hace más de un lustro. La principal diferencia respecto al resto de fichajes es que Cordero no ha jugado ningún partido oficial desde que se marchara del Córdoba Futsal en verano de 2019, por lo que será una incógnita hasta que se desenvuelva sobre el parqué. Por otro lado, desde que llegara a mitad de la temporada 2016-17 con el conjunto califa, no ha parado de cosechar éxitos con él -hasta dos ascensos en tres años- y querrá sumar una permanencia con el equipo de su tierra.

Etiquetas
stats