Comienza el baile del Bball

Jugadores del Smurfit Kappa Bball Córdoba en el Palacio Vista Alegre | MADERO CUBERO
El club afronta su tercera campaña en la EBA con un proyecto marcado por la juventud, la austeridad y la incertidumbre deportiva | Rafa Sanz: "El desafío es crecer y ser mejores"

Nadie habla de play offs, ni de posiciones en la clasificación, ni de récords que batir. Ni siquiera se hacen cábalas de victorias y derrotas. Sería algo aventurado, casi absurdo. El Bball Córdoba Smurfit Kappa aborda en curso 15-16 como una gigantesca incógnita. No se parece al equipo de la campaña anterior ni siquiera en el color de las camisetas. Sólo hay un jugador reconocible en el roster: Arturo López, el capitán, un veterano de 24 años que ha resistido al huracán -económico, principalmente- que se llevó por delante toda la estructura anterior. A falta de desafíos numéricos, el máximo representante del baloncesto local se refugia en objetivos generales, más ambiguos pero también más realistas. "Queremos crecer día a día, ser mejores", explica Rafa Sanz, cuya presencia en el banquillo encarna una de las tragicómicas paradojas de este deporte -y casi de todos los demás- en Córdoba. El entrenador profesional cordobés con mayor bagaje profesional, el hombre que más partidos ha dirigido en la historia de la LEB (la segunda categoría nacional), cogió este verano las riendas de una formación compuesta del modo en que se ha podido para defender el nombre de Córdoba en la cuarta división. Este sábado comienza el baile para el Bball. Visitará al Andújar en el pabellón de la localidad jienense (sábado, 18:00) en la jornada 1 de su grupo, el D-A, en el que también figuran el Vélez, el CAM Enrique Soler Melilla, el Novaschool Málaga, el Medacbasket de Málaga, el Cazorla y el Coín.

¿Qué puede hacer el Bball? De momento, y tras una aceptable pretemporada, ha empezado a recibir golpes antes de meterse en la batalla de la Liga. En los días previos al campeonato se encontrado con la marcha de dos jugadores. El canterano Ricky Caballero, que jugó minutos la pasada campaña en la EBA a las órdenes de Manuel Jiménez Junior -el técnico fichó por el CB Villarrobledo un contrato de dos años-, comunicó al club que se marchaba por motivos personales. Un contratiempo. Lo de Nikola Majic sí es un problema. El ala pívot serbio, fichado como referencia en ataque, informó al Bball de la necesidad de marcharse por la enfermedad grave de un familiar. El ex del Partizán deja un hueco en la plantilla que, a día de hoy, no tiene un claro repuesto. Las estrecheces financieras del club y la situación del mercado han dejado a Rafa Sanz en una complicada tesitura.

La plantilla ha sufrido una remodelación radical. Después de dos años espectaculares, Adrian Bowie se marchó para fichar por el Lucentum Alicante de la LEB Plata. El base de Maryland, alma del Bball y sostén en la cancha durante muchas tardes, ya no está y el equipo tendrá que buscar soluciones solidarias. No hay presencias estelares, aunque parece evidente que ante el masivo desembarco de chicos jóvenes habrá que poner el foco en un trío de veteranos: Arturo López, Matt Devine y José Medina. No se lleven a engaño. El mayor de ellos apenas tiene 24 años.

¿QUIÉNES SON ESTOS CHICOS?

José Medina (base, 1'82, 22 años). Llega desde el CB Morón, con el que logró la pasada temporada el ascenso a la LEB Plata. El base del Puerto de Santa María es un director de juego anotador y será una de las grandes referencias ofensivas. En la pretemporada ha explotado ese rol. Actuará como 1 y 2 en un equipo en el que afronta el mayor desafío de su carrera. Tras estar a punto de firmar por el Linense, se quedó colgado. El Bball acudió al rescate y encontró un mirlo blanco. Será decisivo.

Carlos García (base, 1'78, 17 años). Natural de Posadas, se ha formado durante tres años en la cantera del CB Sevilla. Jugará en el junior del Cordobasket y en el EBA del Bball, que peleó por su incorporación. Es un jugador con muy buena actitud defensiva, descaro y carácter. Va muy bien en el contraataque. Necesita mejorar su dirección de partido y su autocontrol para progresar en ligas de la FEB.

Arturo López (escolta, 1'87, 24 años). El único superviviente de la temporada anterior, en la que estuvo eclipsado por la poderosa figura de Adrian Bowie. Ahora le tocará dar un paso al frente y lo hará, porque no es la primera vez que sucede Su compromiso con el club es absolutamente conmovedor. Es jugador completo, activo, dinámico. Aporta en todas las zonas de la cancha y es un tirador valiente en situaciones límite. Será un hombre importante. Mucho.

Adolfo Vega (ala pívot, 2'02, 18 años). Tiene ante sí una excelente oportunidad de crecer como jugador, después de haber pasado malos momentos en la temporada pasada por las lesiones. Canterano del club, estuvo tres años en el Unicaja de Málaga y regresó el pasado curso para aportar en el equipo junior y el EBA, aunque los percances físicos le impidieron dar su mejor nivel. Es un alero con capacidad de ir al aro, ayudar al rebote y jugar sin balón. En pretemporada dejó muy buenas sensaciones.

José Antonio Moreno (ala pívot, 2'00, 18 años). Un junior que está aún por hacerse físicamente. Tiene buena puntería y buena actitud. Está aún verde en el aspecto competitivo, pero tiene interés y va dando pasos en lo técnico. Es un jugador al que hay que llevar con mimo, a fuego lento. Entrará en las rotaciones con asiduidad.

Álvaro López (base, 1'75, 18 años). Es junior del Bball y ha entrado con ganas en la dinámica del primer equipo de EBA. Se trata de un base fuerte, rápido, que aporta buena intensidad defensiva y ritmo muy alto. Su principal virtud es también el defecto que ha de pulir. Si serena su juego y mejora en la dirección puede ser un elemento interesante con vistas al futuro.

Tomás Jiménez (alero, 1'95, 18 años). Un jugador de la cantera del Bball que ha demostrado mucho interés y ganas. Ha aparecido en varias convocatorias y se ha mostrado muy predispuesto al trabajo. Le queda camino por recorrer, pero su actitud es muy buena y con el tiempo puede llegar a tener minutos.

José Gutiérrez (ala pívot, 1'99, 18 años). Un talento local con muchas posibilidades, forjado en la cantera del Cordobasket y jugador del junior de este club. Joselito ha sido la gran sorpresa de la pretemporada. En Sevilla, en la victoria del Bball ante el filial hispalense, anotó un triple decisivo. Excelente en el rebote, tiene una más que aceptable técnica individual y un buen tono competitivo. Ha jugado más de veinte minutos de media en los partidos de preparación y si sigue su progresión tendrá responsabilidades en el equipo.

Matthew Devine (pívot, 2'01, 24 años). Fue fichado por la aportación de un patrocinador, la sala de conciertos Hangar. Es un jugador con buenas cualidades, que quiere abrirse camino en una liga profesional. Llega con el bagaje de dos años en el campeonato de Portugal. Tiene buena capacidad para rebotear, aunque el equipo necesitará de él -y más en sus actuales circunstancias- que aporte puntos en ataque. Tiene buena técnica, aunque debe dar un paso en agresividad. Su papel será clave en el rendimiento del equipo.

Ángel López (ala pívot, 2'01, 19 años). Jugador de primer año sénior que ha ido a más en la pretemporada. Podrá aportar intensidad, minutos en la rotación y versatilidad ya que puede anotar de cara y de espaldas. Ya tuvo algunas intervenciones el curso pasado en la EBA.

Valeriu Cazacu (pívot, 1'99, 18 años). Jugador junior del Bball Córdoba, en cuya cantera se ha formado. Duro, intenso, bloqueador, un buen soldado para el juego interior. Ayuda en el rebote y en la defensa. No se arruga, aunque debe mejorar técnicamente.

Actualmente se encuentra entrenando con el equipo el cordobés Rafa Blanco (pívot, 2'02, 18 años), que está en fase de recuperación de una grave lesión de rodilla que sufrió en el conjunto junior del Estudiantes, en el que militó la pasada temporada tras tres años en la cantera del Real Madrid, con el que fue internacional en divisiones base. Blanco podría estar en condiciones de volver a competir en el próximo mes de enero.

Etiquetas
stats