Volvió la pólvora

Córdoba CF - Panaderías Pulido

Lo que más carecía el Córdoba a lo largo del curso pasado parece haberse paliado en esta temporada. La entidad blanquiverde acabó descendiendo a la cuarta categoría de este deporte a nivel nacional durante la anterior campaña por multitud de razones, pero una de las más claras fue el hándicap ofensivo. El cuadro califal no era capaz de mantener una regularidad en cuanto a resultados se refiere y una de las causas de este hecho era la poca pólvora que contenía la zona de ataque, ya que, en 24 partidos tan solo pudo materializar 31 goles. En cambio, el plantel dirigido por Germán Crespo en tan solo 16 ya ha podido marcar 40 tantos, nueve más en ocho encuentros menos. Todo ello gracias a la revolución originada en el vestuario, donde tan solo el ariete titular se mantiene con respecto al curso anterior.

En primer lugar, los extremos están siendo lo suficientemente incisivos. A lo largo de la campaña pasado, esta demarcación no tuvo la regularidad óptima y no tenía un jugador que liderase una de las dos bandas. Esta vez, el director deportivo Juan Gutiérrez Juanito peinó el mercado veraniego en busca de un futbolista con un uno contra uno sobresaliente y que fuese clave en Segunda RFEF. Por ello, el Córdoba se hizo con los servicios de Simo tras no tener la continuidad que un profesional de este calibre requiere en el Sevilla Atlético y se ha convertido en una de las sensaciones de este equipo en tan solo cuatro meses. Por otro lado, la promoción desde el filial de Carlos Puga y Luismi Redondo también han hecho darle un salto cualitativo al primer plantel blanquiverde, mientras que Omar Perdomo da frescura y experiencia al vestuario.

Por otro lado, la zona del media punta siempre ha sido una demarcación controvertida para el técnico Germán Crespo. Tal y como empezó la temporada, Miguel de las Cuevas parecía que iba a ser intocable en este puesto. De hecho, sus tres goles ante el Xerez Deportivo en la primera jornada liguera así lo refrendaba, aunque su lesión trastocó todos los planes. Desde entonces, varios jugadores han intentado desplegar su juego en esta zona, pero ninguno ha sido convencido por el preparador granadino. Aun así, Luismi Redondo, Omar Perdomo o incluso Adrián Fuentes lograron una buena versión por dentro, aunque su nivel por fuera es superior.

En cuanto a la delantera, Willy Ledesma parece que, en la actualidad, está un paso por encima que el resto de los delanteros centros. El director deportivo Juanito logró que este ariete renovara después de ser lo único destacable en esta demarcación a lo largo de la temporada pasada y el extremeño ha agradecido esta confianza materializando goles, consiguiendo ser el máximo goleador tanto del Córdoba CF como del Grupo IV con 11 goles en tan solo 16 jornadas. Por su parte, Antonio Casas y Adrián Fuentes están siendo una buena alternativa a este delantero, ya que ambos suman seis y cinco goles, respectivamente. En general, un paso hacia adelante de esta posición en la presente campaña regular que ha supuesto que la pólvora perdida durante el curso anterior retorne en la actualidad.

Etiquetas
stats