Controlar el ímpetu, una tarea pendiente

Jugadores del Córdoba durante un amistoso

"No nos gusta, pero suele pasar. Se va endureciendo un poco el partido y se llega a esa situación. Eso se queda en el campo, pero sí está claro que el equipo tiene que ser intenso. El que no meta la pierna va a tener complicado jugar". Estas declaraciones son de Germán Crespo tras la victoria del Córdoba ante el Extremadura (1-0) el pasado jueves. Concretamente, van a colación de las dos expulsiones que sufrieron los blanquiverdes en el duelo ante los azulgranas tras una fuerte entrada de José Cruz y una posterior tangana. El central cordobés y Omar Perdomo se fueron a la caseta antes de tiempo. La doble baja roja se repitió este sábado ante la Balona y ya no se ha convertido en algo aislado, sino en un hábito en pretemporada.

La intensidad, salvo en excepciones como en la derrota ante el Recreativo de Huelva, ha sido la tónica dominante y el sello de identidad de Germán Crespo en esta preparación del curso. De hecho, era un aspecto del que languidecía el Córdoba de la 2020-21, algo que, en gran manera, le condenó a bajar a la cuarta categoría por segunda vez en su historia. En esta pretemporada, sin lugar a dudas, el técnico granadino ha querido potenciar a su plantilla en este sentido, aunque a veces en demasía. El bajar a Segunda RFEF hace que también haya arbitrajes de Segunda RFEF, aunque el cuadro cordobesista también ha puesto de su parte para acumular hasta seis rojas en siete partidos.

La primera cartulina roja llegó en el debut ante el Linares, aunque llegó después del pitido final de un encuentro marcado por la agresividad en los balones divididos. El protagonista fue Willy Ledesma, que precedió a una calma de dos encuentros -ante Marbella y Recreativo- terminando con once hombres sobre el césped. En el tercer partido, una más que dudosa expulsión de Álex Bernal por doble amarilla- fue la siguiente, que fue el primer simulacro cordobesista de aguantar un resultado -el 0-1 final- con un hombre menos. Tras el triunfo ante el Rayo Majadahonda, empezó la tormenta de tarjetas. A partir de una fuerte entrada de José Cruz, el central ex del Linares fue expulsado y se organizó una tangana que acabó con otra roja para Omar Perdomo pero también otras dos para el Extremadura. El final fue anecdótico, con un partido de nueve para nueve para terminar el choque.

En el último duelo contra la Balona, las dos expulsiones fueron de doble amarilla, aunque con diferencias entre una y otra. Si bien la de José Alonso fue algo más liviana, con dos acciones aisladas que terminaron con el ex del Valladolid fuera, la de José Ruiz provocó un tumulto que duró varios minutos. El lateral valenciano, ya con amarilla, dio un empujó a todas luces innecesario a Víctor Mena contra la valla publicitaria cuando el balón ya salía por línea de fondo. Se organizó el alboroto y el Córdoba acumuló entonces un segundo encuentro de pretemporada acabando con dos jugadores menos; en este caso, se saldó el partido con derrota en La Línea (2-0).

Germán Crespo quiso quitarle hierro al asunto tras el duelo y señaló al respecto que "son partidos de pretemporada y se tiene que quedar ahí. Es verdad que no es bonito que pase eso porque venimos a competir. También es verdad que a veces se permiten cosas que llevan a eso". Por un lado, se le resta importancia a la nueva doble expulsión pero también manda el aviso a navegantes de los arbitrajes que puede encontrarse el Córdoba en Segunda RFEF. Aunque el conjunto califa debe comprar menos papeletas para que ello ocurre, en todo caso.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
22 de agosto de 2021 - 12:42 h
stats