Crónica

Esta Copa es mía

El Córdoba vence al Guijuelo en la final de la Copa RFEF

0

Volvían los días de fútbol de verdad. Uno de los grandes. Y no era para menos, pues en juego había un título nacional. La final de la Copa RFEF entraba en escena sobre el verde de El Arcángel, en un choque que iba a medir a Córdoba CF y Guijuelo, adversario de una categoría inferior, aunque llegaba en una dinámica similar a la de los blanquiverdes. Sea como sea, el feudo ribereño vivía su mejor entrada de la temporada, con más de 10.000 gargantas en busca de un trofeo inolvidable para la historia de la entidad. 

Y el choque comenzó como se presumía. Con un Córdoba hambriento, y más después del tropiezo del pasado fin de semana en Villanueva de la Serena. Así, poco tardaron los locales en sumar su primer acercamiento del partido, mediante una internada por banda derecha que finalizó en un centro al segundo palo, donde el remate de Simo se estrelló con un defensa visitante. 

Esa puesta en escena, como no podía ser menos, no hizo más que alentar el ambiente de un estadio entregado con su equipo. Se protestaba todo y se animaba en cada mínima acción. Así continuó con el dominio cordobesista, que progresivamente iba acumulando acercamientos a la meta defendida por Johan. Julio Iglesias probó al arquero salmantino, y en segunda jugada, otra vez Simo estuvo a punto de hacer el primero. 

El Guijuelo, atrapado en su campo, trató de frenar la sangría del Córdoba, y nada mejor que subir líneas de presión para evitar que los de Germán Crespo pudieran salir cómodos con el balon jugado. Y funcionó en cierto modo, aunque rápidamente los blanquiverdes recuperaban el control y el peso del partido. Pero los contratiempos también comenzaron a hacer mella en las filas califales. Y es que Julio Iglesias tuvo que retirarse obligado por lesión a los 20 minutos.

Pero el asedio del Córdoba era constante, al menos a lo que el control de juego se refiere. Las opciones seguían produciéndose en clave cordobesista, con disparos de Puga, muy vertical por banda derecha, o Casas. Pero ninguno encontraba portería. Así fue como se cumpliría el 45’ de partido. Todo por decidir. Mucha emoción en el césped y una auténtica fiesta en la grada. No era para menos.

Sería tras el tiempo de asueto cuando al fin se desataría la pólvora cordobesa. En este caso llegó con un centro por banda izquierda de Ekaitz que acabó en un remate de cabeza de Javi Flores, y en el rechace del portero, el capitán lograba convertir el primero a placer. El tanto despertó aún más el ánimo local, y fue el propio centrocampista de Fátima el que pudo hacer el segundo otra vez en un remate en segunda jugada que se marchó lamiendo el poste. Y minuto después, Willy impactó un remate peligroso tras centro del Flores que se marchó desviado por muy poco. 

El tramo final del partido coincidió con los mejores minutos de los visitantes, que fueron poco a poco generando dudas en el plantel califal. Ahí destacó por encima de todos una acción de Caramelo que hizo llevarse las manos a la cabeza a más de uno, aunque su golpeo se marchó fuera. Aguantar y presión alta. El Arcángel celebraba. Así se culminaba un nuevo hito para la entidad, que logra el segundo título de su historia. Esta Copa RFEF es del Córdoba. De los jugadores. De Germán Crespo. Pero sobre todo, de toda la afición.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
23 de noviembre de 2021 - 20:32 h
stats