Campanero: "Esto me hace feliz"

Rafael Campanero, en la gala de la FAF celebrada en Sevilla | RFAF

"Esto me hace enormemente feliz, solo puedo dar las gracias", comentaba Rafael Campanero, nervioso y emocionado como un chaval a pesar de que este mes cumplirá los 91 años. La Federación Andaluza de Fútbol le impuso este sábado la Medalla de Oro, el máximo galardón que entrega el organismo autónomico, por su contribución al fútbol. "Siempre he estado para lo que ha hecho falta a mi Córdoba", expresa el longevo mandatario, que recibió una de las ovaciones más calurosas que se recuerdan en la gala que acompañó a la Asamblea General de la RFAF, que tuvo lugar en el Hotel Barceló Sevilla Renacimiento, en la Isla de la Cartuja. Allí, en Sevilla, Campanero pudo recoger el testimonio de gratitud de la Federación en un episodio que le trajo recuerdos del pasado. En 1972, el cordobés ya recibió la insignia federativa por su apoyo al fomento del fútbol amateur en Andalucía. Cuarenta y cinco años después, Campanero regresó al escenario para recoger un premio por su relevante papel en el fútbol profesional desde el palco del Córdoba CF, club al que ha consagrado su vida. El presidente de honor blanquiverde recogió la medalla de manos del presidente de la FAF, Eduardo Herrera.

Rafael Campanero Guzmán (Almodóvar, 1926) desempeñó todo tipo de funciones en el Córdoba CF  hasta llegar a la presidencia, que ha ejercido en varias etapas. La primera fue entre los años 1969 y 1975, viviendo años en la máxima categoría del fútbol español. Después accedió a la máxima responsabilidad del club en momentos especialmente delicados. Uno, en el periodo 1983-86, cuando el Córdoba experimentó una caída de Segunda a Tercera División encadenando descensos y en una situación de ruina económica. La última fase de Campanero en la dirección fue la comprendida entre 2006 y 2009, coincidiendo con el ascenso a Segunda División en Huesca y el abandono definitivo de la Segunda B. En la actualidad, posee su carné de abonado con el número uno.

Hubo además otros dos premiados con acento cordobés. Fueron el Club Deportivo Pozoalbense, que logró un ascenso de categoría a la Segunda División Nacional en fútbol femenino, y el futbolista Antonio Blanco, natural de la localidad de Montalbán, que juega en el Real Madrid y que consiguió proclamarse campeón de Europa con la selección española sub 17.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2017 - 08:50 h
stats