Cambiar al nueve, al entrenador... ¿y al portero?

Juan Carlos, en un entrenamiento reciente del Córdoba | ÁLVARO CARMONA
Las últimas actuaciones de Juan Carlos, titular todo el curso liguero en la portería del Córdoba, alimentan la especulación sobre el retorno de Saizar

¿Y tú? ¿Cambiarías de portero? ¿Ahora? El debate se ha instalado en la meta del Córdoba en las vísperas del que se puede etiquetar, sin exageraciones, como un partido crucial para el futuro del club en Primera. Lo será, en cualquiera de los casos, para modelar el estado de ánimo del cordobesismo ante el sufrimiento que se avecina para mantener la categoría. El Córdoba-Deportivo (viernes, 20:45) llega con los equipos en plena convulsión.

Los locales, con nuevo entrenador desde hace dos jornadas, encadenan diez partidos sin vencer y son los últimos en la tabla con 5 puntos sumados. Los visitantes, con su técnico Víctor Fernández en entredicho, tienen tres puntos más y están fuera de las posiciones de descenso por su mejor coeficiente de goles con respecto a Levante y Elche, que tienen la misma puntuación. Un duelo con aroma a drama. Y en éstas llega la pregunta: ¿Cambio de portero? Las críticas le han llovido a Juan Carlos tras los cuatro goles encajados en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid (4-2). El alcarreño no es el portero más batido de Primera (18 encajados), pese a ser, según la estadística oficial de la LFP, el que más tiros a puerta recibe en la máxima categoría: 50 en diez partidos. Neutralizó 32. En el resto terminó sacando el balón de la red.

Lo cierto es que el Córdoba ha ido cruzando la senda clásica de los equipos que no encuentran el refrendo de las victorias a su trabajo diario. Nadie podrá decir que no se están tomando medidas para reconducir la línea de un equipo que se metió abajo desde el inicio -ninguna sorpresa: se esperaba y así lo confirmaron los protagonistas- y que ha ido engarzando jornada tras jornada sin un triunfo que llevarse a la boca. La cadena se inició con una primera víctima: Mike Havenaar. No hay goles, luego no se gana y, en consecuencia, todos miran al “nueve” titular. Tras cinco jornadas de ineficacia, el japonés fue fulminado del equipo y de las convocatorias. Su puesto lo agarró el argelino Nabil Ghilas. A la octava llegó el bombazo: Ferrer, a la calle. La derrota ante el Málaga y las pésimas sensaciones en el grupo provocaron su sustitución y la irrupción de Djukic en el banquillo. Dos jornadas más tarde, sin ganar y tras un batacazo en el Vicente Calderón (4-2), el Córdoba sigue pendiente una reacción. Y todos miran a otra zona clave: la portería. ¿Volverá Mikel Saizar? Sigan atentos.

Etiquetas
stats