Una buena ocasión para cambiar los hábitos

Shimizu, Manu Leal y Prieta lamentan un gol del Ribera Navarra | ÁLEX GALLEGOS

A veces se otorga tanta importancia a determinados encuentros que parecen caer en el olvido grandes logros. No es que suceda tanto así en este caso. Pero sí ocurre que la diferencia de resultados ante unos rivales y otros tiene especial significado, más si cabe a medio y largo plazo que a corto. El motivo no es otro que la relevancia real de unos encuentros frente al resto, y estos son los que enfrentan a clubes con los que se comparte un mismo objetivo. Lo cierto, en este sentido, es que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no termina de obtener los triunfos más importantes, que son aquellos que han de producirse ante los clubes con que comparte un mismo objetivo y por ende una lucha idéntica. Tal circunstancia se da mientras alcanza victorias de gran calado, de valor histórico en una ocasión, ante escuadras de una liga diferente, si se permite el uso de esta concepción. Dicho de otro modo, el duelo con O Parrulo Ferrol del martes no sólo es trascendente en el camino hacia la salvación sino que se convierte en una buena ocasión para cambiar los hábitos.

Son tres las victorias que por el momento ha conseguido el equipo dirigido por Josan González, que es verdad hizo méritos para contabilizar algunas más en lo que va de campeonato en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Lo curioso en este apartado es que sólo sumó tres puntos ante un teórico rival directo. Debe subrayarse lo de teórico porque hasta la fecha ese adversario se ha posicionado en una zona muy distinta a la que conlleva la carrera por la supervivencia en la considerada mejor liga del mundo. Se trata del Real Betis, que pese a ser un recién ascendido se encuentra entre los primeros ocho clasificados. Pues bien, al cuadro sevillano se impuso el califal en el que supuso, por otro lado, su primer triunfo como visitante de la temporada (1-2). Similar es el rango de otro de los conjuntos a los que han superado los blanquiverdes, el Fútbol Emotion Zaragoza. Desde la perspectiva del curso 2019-20, los aragoneses están a idéntico nivel aunque se les cataloga en un escalón ligeramente más alto. La escuadra maña cayó en Vista Alegre (2-0) y sin embargo es novena con 17 puntos.

En relación a los dos anteriores equipos es necesario decir que las distancias con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que para nada son acentuadas -el Real Betis suma 19 puntos por los 13 de sus vecinos de la Ciudad de los califas-, se producen con más encuentros disputados. Los verdiblancos sólo tienen uno aplazado, mientras que los zaragozanos ninguno. Mientras, el equipo dirigido por Josan González tiene hasta tres atrasados, uno de ellos precisamente el de O Parrulo Ferrol. Con todo, y de vuelta al asunto principal, el cuadro califal no consigue por ahora obtener las victorias en los partidos que más les importan. Claro está que sumar de tres es importante en cada choque, si bien no es menos cierto que en determinados los triunfos tienen más valor aún. Son los partidos denominados de seis puntos, en los que hasta ahora no se ha pasado del empate. Y sin embargo sucumbe el Barça tras proclamarse, sólo unos días antes, campeón de Europa por tercera vez.

La contienda ante el cuadro azulgrana es el mejor ejemplo de los extraños hábitos del conjunto blanquiverde, capaz de derrotar, y de manera holgada y solvente además, a un todopoderoso (3-1) y a la vez no puntuar ante los más íntimos enemigos -no tanto por conocimiento e historia en común sino por su lucha compartida-. Tampoco está de más recordar que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha igualado con el Palma Futsal (2-2) y ha tenido contra las cuerdas a Osasuna Magna (3-2) y Levante (3-1). A la hora de cerrar con firmeza los enfrentamientos encarnizados -es una licencia, nada que ver con la realidad-, los califales muestran un perfil distinto. No en lo que respecta a su actitud sino a su facultad para alcanzar el mayor de los botines. Reflejo de ello es, sin más, el primer encuentro de la presente temporada. Aunque el Burela se parece muy poco al del anterior campeonato es uno de los adversarios más frontales dentro del duro pulso por alcanzar la continuidad en Primera de LNFS. Pues bien, el que fue primer choque de la escuadra cordobesa esta campaña acabó con un 5-6 doloroso por la forma en el momento y por su sentido mirado el lejano horizonte del desenlace de la competición -para lo que todavía resta mucho-.

Como resumen, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no ha vencido aún a ninguno de los cinco equipos de la zona media baja de la tabla -hoy por hoy, es requisito hacer la aclaración- a los que se ha medido. Porque tras el traspié inicial ante el Burela, los califales sólo pudieron conformarse con un trabajado punto en su visita al BeSoccer UMA Antequera (1-1). Esos dos puntos marcarían ahora una diferencia de dos en la clasificación a favor de los cordobeses. Mejor se asimilaron otros dos resultados, sólo en cierto modo debe añadirse. Fueron los empates en Peñíscola (3-3) y un después de un tiempo ante el Industrias Santa Coloma en Vista Alegre (2-2). No en vano, estos dos rivales cuentan con un rango teóricamente superior, por mucho que los catalanes sufrieran en demasía la pasada temporada hasta la suspensión y posterior anulación del campeonato. Pero, sin atisbo de duda además, el marcador que más fastidió los planes fue el sellado ante el Ribera Navarra en el Palacio Municipal de Deportes. Ese partido, de gran trascendencia como el del martes, finalizó con la enorme contrariedad de un 2-3 para los tudelanos.

Etiquetas
stats