Nada de bromas: Oltra eleva el nivel de exigencia

Oltra da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento. | MADERO CUBERO
El Córdoba completa este jueves una intensa sesión de trabajo, en la que el técnico aprieta a sus jugadores y plantea la opción de regresar al 4-4-2 | Víctor Pérez y De Tomás, ausentes en la sesión

Trabajo e intensidad. Ésa es la fórmula a la que se aferra para reconducir la situación. El Córdoba quiere acabar con su actual dinámica de resultados para recuperar tanto terreno como perdió en las últimas semanas en su lucha por el ascenso. Además, tiene la necesidad. Al igual que Oltra para recobrar crédito como técnico blanquiverde. El preparador valenciano sabe que se encuentra en una posición delicada, de ahí que borre la más mínima opción de relajación en su equipo. Lo mostró a las claras en el entrenamiento de este jueves, en la que elevó su nivel de exigencia y que transcurrió en algunos tramos con cierta dureza. La victoria el próximo domingo en Huesca (17:00) es el único objetivo. Su consecución es inexcusable. Y los jugadores también conocen esa circunstancia, lo que se dejó ver en una sesión en la que apareció una vez más la pizarra y en la que no estuvieron Raúl de Tomás y Víctor Pérez.

La vuelta al 4-4-2 parece estar más cercana. El regreso al origen, al esquema que mejores resultados ofreció al cuadro califal, se vislumbra. Mucho más que la pasada semana, ya que en esta ocasión, aun sin demasiadas pistas por parte del técnico, los dos equipos en que se dividió el plantel blanquiverde en el partidillo de cada jueves actuaron con dicho sistema. Así las cosas, es más que probable que Oltra opte de nuevo por un dibujo que en la pizarra quedó muy bien reflejado. En una pizarra que fue la del verde del campo principal de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez, en el que trabajaron casi todos. Sólo Víctor Pérez, que mira al final del proceso de recuperación de su lesión, y Raúl de Tomás, que se perdiera el choque con el Albacete, faltaron. Los dos se ejercitaron en el estadio y habrá que esperar cuál es su estado físico para este domingo. Lo cierto es que Xisco y Florin podrían volver a ser compañeros en la vanguardia del Córdoba en tierras oscenses.

Sin embargo, la decisión final la tomará José Luis Oltra después de la habitual práctica a puerta cerrada de dos días antes al partido que toca afrontar. En este caso, la sesión del viernes. En cuanto al once, las pistas fueron escasas por parte del preparador valenciano, aunque algo permitió que se entreviera. A la defensa, con gran seguridad, regresará Deivid, que compartirá labores con Bijimine. Una duda surge en el lateral izquierdo, ya que el técnico departió con Cisma. ¿Quizá es hora de tirar de veteranía? Con todo, es la medular donde más preguntas existen. ¿Quiénes serán los elegidos para, si se da el 4-4-2, formar pareja en el centro? La respuesta llegará minutos antes del duelo en El Alcoraz. Mientras, el entrenador dejó claro que no hay lugar, ni el más mínimo, a la relajación. En el entrenamiento de este jueves, estuvo muy encima de sus jugadores, en ocasiones con regañina incluida, y estos respondieron con una intensidad en fases excesiva. Hubo entradas duras y piques, aunque tampoco ocurrió nada fuera de lo normal en el trabajo de un equipo que está ante la que puede ser su más importante final. Al menos en este momento.

Etiquetas
stats