Los apuntes del Adesal para la fase de permanencia en Guerreras Iberdrola

Lance de un duelo entre Adesal y Salud.

Recién terminada la primera, ya piensa en la segunda fase. Aunque para su comienzo todavía resta más de una quincena. Pese a ello, el Adesal mira con recelo pero con la necesidad de recobrar la ilusión -sobre todo tras su último resultado- al nuevo tramo de Guerreras Iberdrola. Quizá no esté en el mejor de los escenarios pues a diferencia de lo que ocurre con el Cajasur CBM -de División de Honor Plata masculina- tiene que pugnar por la permanencia -que los granates aseguran ya-. El reto es complejo pero no parte tampoco en una situación demasiado desfavorable. O como mínimo, no sufre desventajas realmente grandes respecto de sus más próximos rivales -por delante-. Y la lucha, salvo en un par de casos, está completamente abierta. En cualquier caso, de cara al nuevo desafío del conjunto de La Fuensanta se hace necesaria una revisión al detalle del formato competitivo, situación actual dentro del mismo y clubes que van a ser adversarios en una dura pugna.

De entrada, el Adesal se encuentra con una plaza en la fase de permanencia al acabar entre los cuatro peores del Grupo B. También el cuarteto con más reducidos registros del Grupo A es el que acude a esta promoción a la inversa -porque no se promociona- a modo de nueva liga dentro de Guerreras Iberdrola. Lógicamente, al no ser un tramo para optar por el título la competición va a ser una fuerte lucha de supervivencia en la máxima categoría femenina del balonmano español. Claro está, por completar la parte referida a la división de grupos de adversarios por objetivos, la etapa por proclamarse campeón de Liga la van a configurar los cuatro mejores -en la clasificación- de ambos grupos. Por tanto, y de vuelta al caso que ocupa, son ocho los equipos que entran en liza para sellar su continuidad en la elite. Lograrlo es difícil pero no extremadamente, ya que son hasta cuatro los puestos que sirven para mantener rango a nivel nacional para la 2021-22 -y esto significa que son la mitad-.

Pero, ¿cuál es entonces el formato de competición? Aunque a principios de curso se hiciera factible la confusión entre los aficionados, es realmente fácil. Cuatro equipos de un grupo y cuatro del otro se reúnen en una liga de ocho. Si bien, y esto es básico a la hora de entender lo que viene, los enfrentamientos son con los rivales inéditos hasta la fecha. Esto es: el Adesal, como ejemplo propio, va a disputar partidos, a ida y vuelta también, ante los conjuntos clasificados -es un decir esto- del Grupo A y ante los del B. Por tanto, y una vez configurada la liga de salvación -como se puede denominar-, las cordobesas deben verse las caras con el Zubileta Evolution Zuazo, el Cicar Lanzarote Ciudad de Arrecife, el Uneatlántico Pereda y el Lanzarote – Puerto del Carmen.

La segunda fase, por cierto, tiene previsto su comienzo para el 27 de marzo y su final, con las permanencias en juego -si no están ya dilucidadas- para el 29 de mayo. En todo caso, son ocho los encuentros que ha de jugar el Adesal. Al igual que sucede a sus siete oponentes en esta carrera vital. Por recordar, del Grupo B se encuentran en la pugna por la supervivencia el Salud Tenerife, el Conservas Orbe Rubensa Porriño y el Morvedre. De retorno al formato de competición, en este tramo cuentan los números hechos durante el primer período pero ante los rivales directos. Respecto del cuadro dirigido por Rafa Moreno, esto es ante los equipos recién mencionados. Y es en este punto donde surge la clasificación inicial, en la que la escuadra cordobesa se halla en sexta posición pero sólo a tres puntos de la cuarta plaza que supone la continuidad en la elite. Suman cuatro por siete del Conservas Orbe Rubensa Porriño, de su Grupo B.

Y lo importante en este caso es que la diferencia con el cuarto de permanencia es tal y sin necesidad de superar al rival en caso de que continúe ahí al final de la fase. ¿Cuál es la razón? También es sencillo este aspecto. Se arrastran igualmente los guarismos de goles: a favor, en contra y diferencia entre ambos. Del mismo modo, modo valen los enfrentamientos directos, y esto es el average. En este sentido, el Adesal tiene una ligera ventaja al contar con el punto añadido, si se puede catalogar así, del doble duelo con el Conservas Orbe Rubensa Porriño. Así es después de que las de Rafa Moreno vencieran en La Fuensanta por 28-23 (+5) y las gallegas no pudieran mejorar la renta en su posterior triunfo por 25-21 (+4). A todo esto, la clasificación la lidera el Zubileta Evolution Zuazo con 12 puntos, que son ya cuatro más de los que tiene el tercero, el Cicar Lanzarote Ciudad de Arrecife. Sobre todo, es una cifra tres veces mayor de la que posee el quinto, el Uneatlántico Pereda. Por concluir, por cierto, el calendario se configura por las posiciones en los grupos y acaba cerrarse tras la disputa de un duelo aplazado del Uniatlántico Pereda.

Etiquetas
Publicado el
10 de marzo de 2021 - 05:10 h