El balonmano cordobés, de los recuerdos al presente

Conjunto del Cajasur Córdoba BM de la campaña 1988-89. | CÓRDOBA BM
El sábado, después de 26 años, se medirán en categoría nacional dos conjuntos de la capital: Cajasur Córdoba y La Salle | El último duelo tuvo lugar en la 1988-89 entre granates y Ahlazhir

Largo tiempo ha transcurrido. Tanto que el escenario en esta ocasión será diferente. Aunque en realidad la mayor parte de todo cuanto tiene que ver con el deporte de la ciudad es distinto. Quizá, y puede ser lo único que no lo haya hecho, lo que no cambió a lo largo de los años es el extenso compás de espera que en muchas ocasiones es necesario para disfrutar de citas con un carácter especial, cuasi excepcional en no pocos casos. Citas que, muy de vez en cuando, permiten revivir otras de tan importante significado, principalmente por su calado entre la afición cordobesa a determinada disciplina, a la que en su momento le corresponda. El próximo sábado, después de un puñado de temporadas, el pabellón de Fátima acogerá uno de esos acontecimientos que, por falta de costumbre, resultan de magnífico atractivo. Tras más de dos décadas –cerca de tres–, Córdoba disfrutará de nuevo de un derbi entre equipos de la capital en una categoría nacional de balonmano. Los rivales: el Cajasur Córdoba y el Agrifluide La Salle.

No será el duelo entre granates y colegiales uno más en sus respectivos calendarios, como tampoco lo será cuando los dos conjuntos se vuelvan a medir en la segunda vuelta. Aunque para eso todavía resta mucho. Ambas escuadras reeditarán el sábado (19:00) un encuentro marcado, en modo alguno, por el recuerdo de otros tiempos. Aquellos en los que el pabellón de la Juventud, ése en el que tantas y tan buenas tardes acumuló el deporte cordobés y su afición, era el escenario. Los mismos en los que todavía no existía el Palacio Municipal de Vista Alegre, que tomaría el testigo allá por 1992. Tiempos en los que sobre la cancha hacían acto de presencia nombres que después pasarían a formar parte de la historia del balonmano en la provincia. O en los que era posible disfrutar de un partido entre dos equipos de la capital. Desde entonces ha llovido demasiado. E incluso ha nevado. Pero a buen seguro la espera habrá merecido la pena.

Hay que viajar atrás en el tiempo, realizar un recorrido por la memoria, para encontrar el más reciente –que no lo es tanto– precedente de un choque de estas características. Si bien los partidos en la provincia no cesaron y supusieron un importante atractivo en los últimos años, de la mano del Prasa Pozoblanco, el ARS Palma del Río, el Ángel Ximénez de Puente Genil o el propio Cajasur Córdoba, en la capital dejaron de existir antes de iniciar la década de los noventa. Siempre hablando de categoría nacional, téngase en cuenta. Corría la temporada 1988-89 cuando por vez última tuvo lugar una contienda entre dos escuadras de la ciudad. Uno de los rivales fue precisamente el cuadro granate, que aquella campaña compartió rango de Primera B –lo que hoy es la Primera Nacional– con el Ahlzahir –que sin embargo actuaba como local en El Carpio–. La victoria, en cada encuentro entre ambos, siempre cayó del lado del Cajasur, que cerró el curso con su salto a Primera –en la actualidad División de Honor Plata–.

De aquellos partidos, que también se disputaron en una segunda fase de campeonato para decidir plazas en la promoción de ascenso, queda en la memoria, por ejemplo, el duelo en los banquillos entre dos de las más destacadas figuras del deporte cordobés: Antonio Reyes, en el del Cajasur, y el tristemente desaparecido Rafael Villalba, en el del Ahlzahir. En el conjunto granate, que repetirá experiencia en apenas unos días, militaban hombres como Paco Castillo o Juan Pablo Gisbert, así como Abdesselam Ibnziaten, más conocido como Bem y que después pasaría también por el Prasa Pozoblanco. También vivió aquel especial derbi con el Ahlzahir Paco Gallego y que, en la actualidad, a sus 51 años, milita en el cuadro que entonces era rival. Son detalles de un recuerdo que se verá renovado con el choque entre el propio Cajasur Córdoba y el Agrifluide La Salle en lo que, sin lugar a dudas, será una fiesta para el balonmano de la ciudad. Por si fuera poco, la contienda se celebrará con la primera escuadra como líder y con la segunda, debutante en Primera Nacional, en quinto lugar de la tabla.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2015 - 16:12 h
stats