Azahara Muñoz se despide de los Juegos sin medalla

Azahara Muñoz, en una competición. | RFEGOLF
La menciana completa una digna actuación en Río y acaba vigésimo primera en la competición femenina de golf | En la última ronda del torneo sufre un retroceso tras acercarse al podio

Tan cerca como lejos. Después de hacer lo más complicado, el sueño termina con un discreto final. Porque Azahara Muñoz recuperó buena parte del terreno que perdió el viernes y llegó a estar a dos puntos de las medallas, de las que finalmente terminó alejada. La deportista natural de Málaga pero de Doña Mencía de adopción completó una positiva actuación global en su primera presencia en unos Juegos, aunque al igual que su compañera de la delegación española, Carlota Ciganda, fue de más a menos. En la cuarta y última ronda de la competición femenina de golf, una disciplina que volvió a ser olímpica tras 112 años -no aparecía en estas citas desde San Luis 1904- concluyó con una tarjeta de dos sobre el par y 72 golpes, de forma que cerró su participación con un global de -2 y 282. Así, Muñoz concluyó en vigésimo primera posición a ocho golpes del bronce.

La menciana inició la cuarta y última ronda de la competición de manera notable, con dos birdies que le permitieron aproximarse al podio. Sin embargo, en los siguientes nueve hoyos disminuyó sus prestaciones y acumuló un doble bogey y dos simples, que sólo supo responder con otro birdie. Con un +1 y 72 golpes, Azahara Muñoz cerró la jornada en trigésimo sexto lugar, una situación que, como resulta lógico, le dejó definitivamente fuera de la lucha por las medallas. La dinámica negativa también la sufrió la navarra Carlota Ciganda, que acabó el sábado con una tarjeta de +2 y 73 golpes, lo que la llevó a despedir Río con una trigésimo novena plaza final.

En lo que se refiere a las medallas, el oro se lo llevó la jugadora que lideró en todo momento la competición. Se trata de Inbee Park, a la que no le pesó lo más mínimo el hecho de completar la cuarta ronda del torneo en tercer lugar con -5 y 66 golpes. La victoria parcial fue esta vez para la rusa María Verchenova (-9 y 62), que no subió al podio. La surcoreana obtuvo el título con una clara diferencia respecto de sus rivales, al terminar con una tarjeta de -16 y 268 golpes. Mientras, la neozelandesa Lydia Ko cerró con -11 y 273, lo que le sirvió para hacerse con la plata. El bronce fue para la china Shanshan Feng, que concluyó el campeonato con -10 y 274.

Etiquetas
stats