Los Atómicos aprenden la lección

Lance de un partido de Los Atómicos en Vista Alegre | TONI BLANCO

Algún día tenía que llegar. El equipo de Los Atómicos vendió cara su derrota en el II Torneo Nacional de Fútbol Powerchair -en silla de ruedas mecanizada- disputado el pasado fin de semana en Sevilla. El pabellón Pino Montano fue el escenario de una de las jornadas más complicadas para los componentes de la formación cordobesa, gran dominadora de la especialidad durante los últimos años.

El conjunto cordobés acudía a la ciudad hispalense albergando deseos de revancha por el resultado que se produjo en el reciente Torneo Ciudad de Córdoba en el Palacio de Deportes Vista Alegre. Allí el Isbilya sevillano logró llevarse el título después de imponerse en los lanzamientos desde el punto de penalti. Sin embargo, las pretensiones se frustraron en una desafortunada jornada deportiva.

Los Atómicos arrancaron el torneo venciendo al Xaloc Alacant (2-1), pero luego cayeron ante los anfitriones del Isbilya (1-0). Este revés supuso un golpe para los cordobeses, que además se encontraron con una circunstancia inesperada. Por falta de tiempo, los organizadores decidieron cambiar el sistema de competición sobre la marcha. En principio se preveía una liguilla de todos contra todos en partidos cortos para los cinco equipos, tras la cual se jugarían semifinales entre primero y cuarto, por un lado, y segundo y tercero, por otro.

Sin embargo, según relatan desde el club cordobés, se decidió al final que el torneo quedara decidido por los resultados de la liguilla. Los Atómicos cerró su participación empatando ante el Inter Jaén (0-0) y cayendo contra Los Leones de La Alhambra (0-2). Estos marcadores les permitieron finalizar en la tercera posición.

Etiquetas
Publicado el
9 de abril de 2019 - 08:15 h
stats