¿Qué vamos a hacer ahora para tapar el agujero?

El Córdoba se afana en acorazar su portería despues de mostrar su vulnerabilidad defensiva en una dolorosa derrota en Huesca | El sábado llega el Levante, líder de Segunda

¿Cambio de sistema? ¿De jugadores? ¿De posiciones? ¿Nada de eso? Entre los muros de la Ciudad Deportiva ha comenzado hoy el trabajo del Córdoba para reparar el desaguisado de los últimos partidos: 3-3 ante el Lugo y 3-0 en Huesca. En la primera de las citas logró salvar un punto gracias a un penalti en el último instante. En El Alcoraz ni siquiera tuvo esa opción: su adversario le pasó por encima de una manera inmisericorde. Oltra padeció la derrota más dura desde que está al frente del equipo. En la casa blanquiverde no se conocía una paliza similar desde el 3-0 que en la Liga 13-14 sufrió en Los Pajaritos ante el Numancia. En el banquillo estaba Luis Miguel Carrión -actual técnico del filial-, que ejercía como recambio urgente tras la destitución de Pablo Villa. El papel ante los rojillos hizo que el club variara sus planes y buscara un hombre distinto: llegó Albert Ferrer... y el equipo ascendiendo. En ese tipo de situaciones y paradojas se sustentan las teorías más optimistas en torno al Córdoba, que vive momentos delicados en la actualidad.

Después de descansar en la jornada del lunes, este martes se han iniciado las sesiones de la plantilla en las instalaciones del Camino Carbonell. Allí continúan las obras. Oltra volverá a preparar, en régimen de clausura, el inquietante partido del próximo sábado (El Arcángel, 18:00) ante el líder Levante. No se abrirán las puertas al público en ninguna de las cuatro sesiones que preceden al partido ni tampoco el domingo, después del duelo de la quinta jornada de Liga. Ni siquiera los quince minutos de cortesía para que los medios gráficos puedan tomar imágenes en la previa del partido, según el plan de trabajo que hizo público el Córdoba a través de sus canales oficiales. Después de los últimos acontecimientos -los futbolísticos, que de otra índole también hubo-, el partido ante el Levante cobra una especial relevancia. Será el primero que abra un periodo de siete días con tres citas de competición: Levante, Alcorcón (martes 20) y Nástic (sábado 24). En el Levante llega Roger Martí, por el que el Córdoba pujó este verano con una oferta de 1'2 millones, según reconoció esta semana públicamente el presidente Carlos González. El club granota no quiso desprenderse de él. El pasado fin de semana marcó dos goles en el 4-2 que el Levante endosó al Zaragoza.

El Córdoba tendrá que aplicarse para neutralizar a Roger y a todo un Levante que ha sumado 10 puntos y va primero, en solitario, sin conocer la derrota. El triste papel realizado en Huesca provocó que Oltra insistiera -ya lo advirtió después del empate casero ante el Lugo- en la búsqueda de cambios. La línea defensiva se ha mantenido inalterada en las cuatro jornadas ligueras, con Antoñito en la derecha, Cisma en la izquierza y un dúo de centrales compuesto por Deivid y Héctor Rodas. El zaguero diestro, que llegó del Albacete, aporta más vigor físico y proyección ofensiva que su antecesor, el veterano Stankevicius. Los otros tres fueron integrantes habituales en la retaguardia blanquiverde, que figuró entre las más goleadas del campeonato de Segunda. En la portería, Pawel Kieszek ha gozado de la confianza de Oltra desde el inicio. El polaco se ha mostrado irregular, alternando intervenciones espectaculares con pifias que han costado goles. ¿Habrá cambios? Todo es posible. En la recámara, Oltra tiene a Jonathan Bijimine -central o pivote- y a los sevillanos Caro -lateral derecho o central- y Samu de los Reyes -lateral izquierdo- como recursos. A ver qué sale de todo esto.

Etiquetas
stats