Adiós a Patrick Ekeng, bienvenida a Bijimine

Bijimine, perseguido por Borja en el entrenamiento | ÁLVARO CARMONA
El mediocentro congoleño del filial entra en las sesiones del primer equipo supliendo temporalmente al camerunés, con su país en la Copa de África | Es uno de los puntales en el Córdoba B

Para algunos aficionados poco habituales en la fría grada de la Ciudad Deportiva, su presencia llamaba la atención en la sesión de entrenamiento a puerta abierta del Córdoba. “¿Y quién es aquel?”, comentaban. Aquel era Jonathan Bijimine, un joven de 20 años nacido en Amiens (Francia) y con ascendencia y nacionalidad congoleña. Con casi 1'90 y un físico impactante, su implicación en los ejercicios ordenados por Djukic y sus ayudantes ha llamado la atención. Motivación no le falta. El club le contrató este verano cuando había quedado en un “limbo” profesional tras acabar su vinculación con el Peruggia italiano, al que llegó tras salir de los juveniles del Sedan francés. El Córdoba le ofreció una oportunidad para integrarse en el equipo filial, en el grupo IV de Segunda B, a la espera de ver su progresión. Un “fichaje apuesta”, a ver lo que salía. Y algo ha salido ya.

De momento, el jugador está en la órbita del primer equipo después de haber despachado algunas notables actuaciones en el B. Allí le necesitan en su proyecto de salvación de la categoría, pero las circunstancias actuales pueden deparar cualquier desenlace. Jonathan puede mirarse en el espejo de su compañero Florin Andone, que recaló también desde el Atlético Baleares de la Segunda B y ya ha debutado -como titular y marcando gol- en la Primera División. El sueño de Bijimine permanece intacto y se alimenta con episodios como los que está viviendo en estos momentos.

La marcha del camerunés Patrick Ekeng con la selección de su país a la Copa de África, que se celebra este mes en Guinea Ecuatorial, ha abierto una puerta para Bijimine. El congoleño también sobresale por su polivalencia en el centro del campo, donde muestra un encomiable despliegue físico y un mejorable -aún está en formación- sentido de la colocación. Ekeng, de 24 años, llegó con un mayor bagaje profesional tras su paso por el Le Mans galó y el Laussanne Sport de Suiza. En su última comparecencia, Djukic le utilizó como una mediapunta multiusos frente al Granada y el poderoso jugador de Yaoundé respondió con la fogosidad acostumbrada y un cada vez mayor cuidado a la hora de tomar decisiones. Apretó en la salida del balón de los nazaríes y se mostró participativo a la hora de atacar, tanto en sus clásicos cañonazos inesperados desde larga distancia como asociándose con sus compañeros de banda. Ekeng cumple lo que le mandan.

Parece que ese sentido del deber lo tiene también muy asumido Jonathan Bijimine, un futbolista que ya ha sido internacional sub 21 con su país y en el que el club ha depositado esperanzas como un proyecto de futuro. De momento, está llevando a cabo un curso de formación acelerado en el fútbol profesional con la camiseta blanquiverde. En el filial de Segunda B y, ahora, en los entrenamientos del primer equipo. Quién sabe dónde acabará.

Etiquetas
stats