Yoko Ono debuta en Andalucía en el cumpleaños del C3A

Obra de Yoko Ono en el C3A | MADERO CUBERO

La internacional artista Yoko Ono es la principal protagonista de las actividades organizadas con motivo del primer aniversario de la apertura pública del Centro de Creación Contemporánea de Andalucía, C3A, que han sido presentadas hoy por el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ha estado acompañado por la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, la delegada del Gobierno de la Junta, Ester Ruiz y el director artístico del C3A, Álvaro Rodríguez Fominaya, entre otros asitentes.

Con tal motivo, se ha inaugurado en el C3A un proyecto artístico de Yoko Ono titulado Para ver el cielo, comisariado por Alvaro Rodríguez Fominaya y Jon Hendricks, y compuesto de tres instalaciones de la artista conceptual que permanecerán expuestas durante tres años: Para ver el cielo (versión cordobesa), Pieza para zurcir tu corazón en cuatro estaciones y Árbol de los deseos para la paz. Asimismo, se llevarán a cabo dos de sus performances históricas, Pieza cielo para Jesucristo (1965/2017) y Pieza encendida (1955/2017) en la Caja Negra del C3A. Se trata de una ocasión única para ser testigo de dos performances de una de las grandes artistas conceptuales de nuestro tiempo.

Para estas performances se cuenta con la colaboración de la Orquesta de Cuerdas del Conservatorio Superior de Música de Córdoba, la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba y la Escuela de Arte Mateo Inurria, así como diversos artistas colaboradores. Un total 32 voluntarios ejecutan estas obras de carácter histórico. Pieza cielo para Jesucristo, incluye un programa musical de Benjamin Britten y Frank Bridge, cuya ejecución va siendo impedida en el transcurso de la misma. Esta fue una performance que Yoko Ono creó en homenaje a John Cage. Para su celebración en Córdoba, Yoko Ono ha dirigido personalmente este programa.

Es la primera vez que se presentan en Andalucía tres obras de Yoko Ono y dos performances, una artista conceptual que durante la década de 1960, se convirtió en una figura destacada de la vanguardia neoyorquina. Formó parte del movimiento Fluxus y mantuvo una estrecha relación con otros artistas, como el compositor John Cage (1912–1992); George Maciunas (1931–1978), y el cineasta Jonas Mekas (n. 1922). En 1961, Maciunas organizó en su AG Gallery la primera exposición individual de Ono, que fue una de las muestras más tempranas de pintura y dibujo conceptual de Nueva York, también ese año dió un concierto en el Carnegie Recital Hall. La artista volvió a Tokio en 1962; allí tuvo lugar el que fue su primer concierto y exposición individual en Japón, en el Sōgetsu Art Center, importante centro experimental dedicado a numerosas disciplinas artísticas que permaneció abierto entre 1958 y 1971. A su regreso a Nueva York en 1964, Ono continuó ofreciendo conciertos y realizando performances en el Carnegie Recital Hall (1965) y otras sedes, y participó en diferentes eventos de Fluxus junto a otros artistas, como Nam June Paik (1932–2006) y Shigeko Kubota (1937–2015). En 1966 se traslada a Londres y participa en varias performances del Destruction in the Arts Symposium (DIAS).

Para ver el cielo (versión cordobesa)

Durante su trayectoria la artista ha representado diversas escaleras como un elemento simbólico recurrente. Así en 1966 creó la obra Pintura de techo, pintura del sí (Ceiling Painting, Yes Painting), en la incluyó una escalera a la que el público debía subir para completar la obra. Igualmente la idea del cielo aparece en varias de sus obras anteriores, entre ellas TV Cielo, 1966, en la que se plantea la relación entre exterior e interior del museo, y uno de los primeros experimentos de retransmisión en directo dentro de la historia del arte. Mediante Para ver el cielo (versión cordobesa) reúne estos intereses recurrentes al ubicar una escalera de caracol realizada en acero, pintada en un degradado de tonalidades azules, cerca de uno de los lucernarios del C3A, de modo que el visitante pueda subir y contemplar la luz que entra a través de esta ventana traslúcida. Anteriormente se han ejecutado versiones para Nueva York y Pekín.

Pieza para zurcir tu corazón en cuatro estaciones

Se trata de una obra de arte realizada por Yoko Ono específicamente para el C3A. Forma parte de la serie Pieza para reparar (Mend Piece) que comenzó a crear en 1966, y es una obra participativa que la artista va adaptando dependiendo del momento histórico en el que es expuesta y el lugar específico donde se exhibe.

A pesar de que cada versión es distinta, el objetivo principal y constante de esta obra de arte es que los participantes puedan pueden remendar diferentes prendas de ropa acordes con la estación, y podrán optar por utilizar las prendas que estén en el museo o traer su propia ropa con el fin de repararla. La idea de la artista es que las prendas puedan guardarse en las salas, intercambiarse con alguna que este allí, entregarse a personas necesitadas o llevarse su ropa reparada. Se han realizado versiones de Pieza para reparar en otras partes del mundo.

Mend Piece recuerda la tradición japonesa del kintsugi: una técnica milenaria de reparación de cerámicas rotas con oro o elementos preciosos.

Árbol de los deseos para la paz

Árbol de los deseos para la paz (1996-2017), que se ubica a la entrada del C3A, es una obra participativa perteneciente a una serie que la artista inicia en 1996, cuyo origen se encuentra en una tradición japonesa que consiste en colgar oraciones de un arbusto, árbol o bambú. En esta obra, la artista invita a que los visitantes escriban sus deseos de “paz” y los cuelguen del árbol; posteriormente, estos mensajes se envían a la artista para integrarse en el proyecto Torre Imagina la paz (Imagine Peace Tower, 2007), instalación lumínica ubicada en la isla Viðey, en Reikiavik, creada por Ono en memoria del que fue su esposo, John Lennon (1940–1980). Diseñada como un pozo de los deseos, esta obra simboliza la lucha de Lennon y la militancia de Ono en pro de la paz mundial. La artista ha creado distintas versiones de esta obra, que se hallan en distintos museos, como la Peggy Guggenheim Collection de Venecia, el Museo de Arte Contemporáneo de Tokio, el Hirshhorn Museum and Sculpture Garden de Washington D.C.

Etiquetas
stats