La voz de Gandalf, en defensa del doblaje

.
El actor Pepe Mediavilla, que dobla actores como Ian McKellen o Morgan Freeman, participa en el curso 'Diálogos con la cultura' de la Universidad de Córdoba

Oír la voz de Pepe Mediavilla y cerrar los ojos es un juego curioso. Uno puede reconocer muchas caras menos la suya. E imaginar muchas situaciones: un policía veterano y sabio en una ciudad lluviosa persiguiendo, con un nervioso colega, a un retorcido asesino en serie. También puede imaginar a un mago de luenga barba y hábito gris -después blanco- guiando a una panda de personas bajitas en un viaje de incierto retorno, para salvar al mundo. Ese es Pepe Mediavilla, el alma castellana de muchos personajes, quien da voz a intérpretes como Morgan Freeman o Ian McKellen desde hace años en las versiones dobladas de las películas.

“Hola, me llamo Pepe Mediavilla, tengo 75 años y 50 de ellos los he pasado doblando y otros muchos en el teatro”. Así se ha presentado este jueves el intérprete ante el auditorio lleno de estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras. Mediatiza estaba invitado a participar en el primer acto de las jornadas Diálogos con la cultura, organizadas por la Universidad de Córdoba.

En esta charla -que inició recitando de memoria uno de los largos poemas que escuchaba declamar, entre bambalinas a las estrellas de teatro con las que trabajaba en los años cincuenta- Mediavilla hizo una defensa cerrada y sincera del doblaje en España. “El país donde mejor se dobla del mundo, porque como todo lo que se hace aquí, se hace de manera artesana”.

Mediavilla quiso desligar la tradición española de doblar películas como una herencia del franquismo. “No, Franco no tuvo nada que ver. Ya se doblaba en la República y, durante la guerra civil, cada bando tenía su propio equipo de dobladores”, señaló. ¿Y por qué se dobla? “Porque es la mejor forma de ver una película, de comprobar sus matices, sus diálogos. me gusta escuchar las voces originales, pero se pierde mucha información con los subtítulos porque hay que resumir los diálogos para poder leerlos y porque no puedes fijarte tanto en las actuaciones”.

Tras más de media vida en la interpretación de doblaje, Mediavilla reconoce que ha disfrutado mucho con su vocación. Pero ahora disfruta mucho más con la poesía. La que escribe, la que lee y, sobre todo, la que recita cada viernes en su puntual video que cuelga en su canal de Youtube.

Etiquetas
stats