Vinila Von Bismarck: “¿Apropiación cultural? ¡Yo soy del mundo!”

Vinila Von Bismark en el Ambigú | JAIME WALFISCH

Irene López sostiene que Vinila solo hay una, pero que esa una tiene mucho campo para experimentar. Poco se le puede objetar. Por encima de cualquier rasgo estilístico, lo que ha permanecido inmutable con el paso de los años en Vinila Von Bismark es su personalidad insobornable y su tesón a la hora de construir la carrera que ella quiere y no la que quieran para ella.

La artista granadina, considerada comúnmente como la reina española del burlesque, hace tiempo que superó su propia etiqueta y los prejuicios que pudiera suscitar. Ha sido actriz de televisión y teatro y ha labrado una carrera muy interesante en el mundo de la música, que la ha devuelto, además, a su tierra natal.

Un motel llamado Mentira es el título de su último disco, un trabajo en el que recupera sus raíces sureñas pero mezclándolas con ritmos urbanos y sones latinos como la cumbia o la chicha, y jalonado de colaboraciones con artistas como La Mari de Chambao, Juanito Makandé o El Canijo de Jerez. Aprovechamos su paso por el Ambigú Axerquía para lanzarle un cuestionario por email.

PREGUNTA. ¿Cuántas vinilas hay dentro de Irene?

RESPUESTA. Que yo sepa sólo hay una. Una a la que le gusta mucho hacer y probar cosas diferentes.

P. ¿Qué te define mejor, tus canciones o tus tatuajes?

R. Me define mi persona, luego la música y por último mis tatuajes. Es más, esto es algo muy personal a lo que sólo muy pocos tienen acceso.

P. ¿Alguna vez has sentido que tu imagen ha pesado demasiado?

R. ¿Pesado? Hasta ahora no he medido sus kilos.

P. ¿Te ha costado de alguna manera lidiar con la fama?

R. Quizás me cuesta lidiar con toda la tontería que atrae la fama. Reconozco que soy más de vivir la verdad y la vida misma, el día y el segundo. Eso me atrae más que la fama.

P. Episodios como el del cartel de The Hole que se censuró, ¿qué suponen para ti como artista?

R. Para mi supone seguir siendo quien soy y llevándolo hasta el final de mis días.

P. ¿Crees que vamos hacia atrás en esto de la censura y la autocensura, especialmente en redes sociales?

R. Por supuesto. Hoy en día parece un delito mayor enseñar un pezÓn, en vez de centrarse en lo que realmente es un delito. La violencia de género, que a día de hoy se siga matando a las personas, las guerras entre países, los plásticos y residuos que el ser humano deja en el mundo, destrozando el planeta en que vivimos... Pero no, nos centramos en la censura de un cartel, que no se enseña nada. Así está el mundo.

P. A lo largo de tu carrera has ido colaborando con muchos artistas. ¿Con quién te gustaría colaborar en un futuro próximo? ¿Algún músico o proyecto actual que te flipe?

R. Me gustaría colaborar con muchísimas personas. Para mí la música es algo universal que quisiera compartir con muchos, como Eskorzo o Sevdaliza.

P. ¿Tu último disco puede que sea el más sureño que has hecho?

R. Bueno, depende. Hay varios significados de sureño. En los anteriores, el sonido americano sureño estaba más presente. En este último me he ido al sur de mis raíces, a mi Granada querida.

P. Cumbia, Reggae, música árabe... A ti que te hablen de apropiación cultural te debe sonar a chiste, ¿no?

R. Pues prefiero no opinar. ¿Apropiación cultural de qué? ¿Quién es el que define las regiones y los países? ¡Si yo de donde soy es del mundo!

Etiquetas
stats