Rocío Márquez: “Se ha desvanecido la fantasía de tener el futuro bajo control”

Rocío Márquez.

Rocío Márquez imparte este lunes la ponencia inaugural de la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba. Una presencia que es un win win para su director, David Pino, que cuenta para la apertura del curso con una de las voces más importantes del flamenco contemporáneo y también con alguien capaz de ofrecer una visión de 360º sobre el estado del arte jondo.

Como nos dijo en una entrevista hace tres años, para Márquez (Huelva, 1985) es vital vivir cuestionando continuamente el modelo. No le va mal haciéndolo. En mitad de la pandemia se convirtió en la primera artista española en ganar el premio Les Victoires du Jazz por su disco Visto en El Jueves (2019). Además, puso voz al espectáculo Gugurumbé, junto al coreógrafo cordobés Antonio Ruz; colaboró con Antonio Manuel en el poemario Daño (Utopía Libros); y estrenó un disco bellísimo (Omnia Vincit Amor) junto al guitarrista y compositor Enrike Solinís.

Antes de pasar por el Salón de Actos del Rectorado para inaugurar el curso 2021 de la cátedra, Rocío Márquez se ha prestado a contestar un breve cuestionario para CORDÓPOLIS.

PREGUNTA. Sentar cátedra es una expresión muy flamenca. Pero apostaría a que no vienes a eso este lunes a Córdoba.

RESPUESTA. Prefiero moverla a sentarla.

P. Llegas entre rumores de tercera ola y nuevas medidas. Va a haber que escribir las Alegrías del encierro, a ver si cantando se espantan los males.

R. "Para cruzar los mares surcando los deseos, habrá que ser como una ola".

P. Por quedarnos con lo bueno, dinos qué tiene de positivo para ti todo lo que está pasando, si es que se te ocurre algo.

R. Aflojar el ritmo, tener tiempo y vivir el presente. Siempre ha sido incierto el futuro, pero ahora se ha desvanecido la fantasía de tenerlo bajo control.

P. Al menos tenemos la música. ¿Hay algunos discos o canciones que te hayan acompañado durante estos tiempos tan extraños? Algo que te haya hecho mucha compañía.

R. La Antología del Cante Flamenco Heterodoxo de Niño de Elche y el disco In Europe de Moondog. Y de lectura los Yoga Sutras de Patanjali

P. Entre ola y ola, en 2020 te juntaste en dos proyectos con dos cordobeses ilustres: Antonio Manuel y Antonio Ruz. ¿Hay romance de Rocío con Córdoba?

R. Pues el anís es una de mis perdiciones. Aprender disfrutando de Antonio Manuel y de Ruz ha sido un regalo. Los admiro y los quiero.

P. También has podido estrenar disco con Enrike Solinís, y de título de lo más esperanzador. ¿El amor todo lo vence?

R. Un sí rotundo. A pesar de la que está cayendo siento una profunda confianza en la vida.

P. El único tema que has publicado en Spotify en 2020 es un poema de César Vallejo, Y vaya versos: "Jamás señor ministro de salud, fue la salud más mortal".

R. Me lo compartió Isaías Griñolo y me fascinó. Para mí tienen sentido estos dos trabajos juntos. Es necesario ser conscientes de que jamas hubo tanto dolor para apostar por lo único que puede aniquilarlo, el amor.

P. ¿Has podido grabar algo nuevo en estos meses? ¿Te ha resultado difícil centrarte y componer?

R. Estamos grabando disco nuevo aunque no vamos a sacarlo hasta 2022. La experiencia de cuestionar los propios límites en la vida cotidiana se me está reflejando en el cante. El hecho de cuestionar mi sistema de creencias es doloroso y me ha dejado temblando pero siento que me hacía falta para continuar. Es un momento de transición.

P. ¿Crees que habrá vacuna para todos los teatros y espacios de la cultura que han cerrado?

R. La vacuna que espero es la que sea capaz de quitarnos el miedo.

P. Despidámonos entre deseos: ¿Qué le pide Rocío Márquez al año 21?

R. Para todos y para mí: amor, salud, calma, discernimiento y libertad.

https://cordopolis.es/2018/04/22/rocio-marquez-siempre-hay-que-cuestionar-el-modelo/

Etiquetas
stats