Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de este sábado

TBA21 - C3A
'Remedios', la nueva exposición de TBA21 en el C3A: una reflexión sobre los retos climáticos

Una de las obras de la exposición 'Remedios', en el C3A

Juan Velasco

0

Una mirada global desde el arte para remover conciencias sobre los retos climáticos a los que se enfrenta el mundo. Ese es el leit motiv detrás de Remedios: donde podría crecer una nueva tierra, la nueva exposición de la TBA21 Thyssen-Bornemisza Art Contemporary en el C3A Centro de Arte Contemporáneo de Andalucía (C3A), y que recoge el trabajo de 40 artistas de todo el mundo.

La nueva exposición, comisariada por Daniela Zyman, abre al público este viernes 14 de abril y estará en. el C3A hasta el 31 de marzo de 2024. La inauguración ha contado con la presencia del consejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Arturo Bernal, el alcalde de Córdoba, José María Bellido y la presidenta de TBA21, Francesca Thyssen-Bornemisza.

Esta última ha señalado que esta exposición trata sobre “cómo abordar el trauma, sobre nuestra relación. con nuestro pasado y presente y sobre el mundo en el que vivimos”. La presidenta de TBA21 ha agradecido la oportunidad de poder seguir trabajando con su fundación en el C3A, tras la cálida acogida que tuvo la primera muestra.

Por su parte, Bernal ha remarcado que se trata de una exposición que va a permitir “recuperar la energía perdida por la pandemia”, mientras que el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha agradecido a la TBA21 que sitúe a Córdoba como un lugar de reflexión sobre las importantes cuestiones medioambientales que afectan a la humanidad, y. que lo haga a través de un arte que llama a la reflexión y que puede ser incluso incómodo.

Remedios

La segunda muestra de TBA21 en Córdoba, incluye obras de Marina Abramovic, Kader Attia, Cecilia Bengolea, Gabriel Chaile, José Covo, Abraham Cruzvillegas, Natalie Díaz, Olafur Eliasson, Noa Eshkol, Guo Fengyi, Newell Harry, Brad Kahlhamer, Sharon Lockhart, Thiago Martins de Melo, Asunción Molinos Gordo, Courtney Desiree Morris, Eduardo Navarro, Shirin Neshat, Ernesto Neto and the Huni Kuin, Xiomara de Oliver, Daniel Otero Torres, Mònica Planes, PLATA with Víctor Barrios, Nohemí Pérez, Belén Rodríguez, Sandra Vasquez de la Horra, Klaus Weber y Francesca Woodman, entre otros.

La comisaria, Daniela Zyman, ha indicado que Remedios es un término que nos remite a sanación, reparación, restitución o recuperación, y a una visión integral de la vida, a un deseo compartido de sanar este mundo para transformarlo. Con la participación de más de cuarenta artistas, que aportan perspectivas diversas —amazónicas, del Pacífico, nativas americanas, de la diáspora africana y europeas—, la exposición Remedios: donde podría crecer una nueva tierra invita a interactuar con las obras de arte para alcanzar con ellas consuelo, refugio y plenitud. 

En un mundo enfermo, el arte tiene la capacidad de desplegar y abordar contradicciones y conflictos desde la complejidad, allí donde la política no alcanza a hacerlo. Esta habilidad mediadora se alinea con el trabajo de sanadores y guías espirituales que trabajan en diferentes comunidades. Los artistas de la exposición exploran estas nociones a través de obras como la gran yurta para los encuentros, una kupixawa, creada por los amerindios Huni Kuin en colaboración con el artista brasileño Ernesto Neto, el atrapasueños nave nodriza de Brad Kahlhamer o el altar orisha Yemaya de Courtney Desiree Morris

Ernesto Neto define su propuesta como “Un lugar en el que estar, sentir la vida que hay dentro de nosotros, conectar con la infinitud y con los demás; encontrarnos, charlar, cantar, meditar, descansar, rezar... compartir, escuchar, amar; la poesía, lo sagrado, y la alegría de estar vivos”. 

Para algunos artistas, la curación parte de las cadencias del cuerpo, la purificación del espíritu, las articulaciones del lenguaje, las formas sagradas, los materiales y los símbolos, y de la percepción del tiempo y la historia. Otros dirigen su atención a la tierra, al medio ambiente y sus respectivas comunidades; simultáneamente, la minería, la tala, la agricultura y la extracción de recursos remodelan el medio ambiente, repercuten y alteran sus respectivos ecosistemas. No podemos elegir entre justicia social y medioambiental, ambas están entrelazadas y se retroalimentan de manera constante. Remedios apuesta por iniciativas que tengan en cuenta y reflejen estas políticas complejas, al tiempo que confía en las capacidades regenerativas que puede ofrecer el arte para desplegarse como «un origen, ++ donde nueva tierra crecerá +++», en palabras de la poeta Mojave, Natalie Diaz. 

En Remedios, el trabajo continuo de reparación y sanación se considera una intervención y una metodología de empoderamiento para contrarrestar las fuerzas permanentes de represión y fatalismo; un enfoque que la pensadora feminista queer Eve Kosofsky Sedgwick denomina “práctica reparadora”. Para ello, la exposición secunda la inestimable intuición y guía de los artistas, y la iluminación visionaria del arte para promover la labor reparadora, la sanación personal y la transformación social. Remedios nos invita a actuar colectivamente, a sentir la necesidad imperiosa de hacerlo, y a experimentar con aproximaciones innovadoras para la regeneración. 

Tal y como afirma el artista franco-argelino Kader Attia, cuyo trabajo forma parte de la exposición, “los traumas resultantes de los peores momentos de la historia de la humanidad han dejado cicatrices materiales e inmateriales duraderas que, como un miembro fantasma de una parte amputada del cuerpo, siguen ahí y exigen reparación” Frente a la prolongada indiferencia de los Estados y las instituciones, Attia reivindica la necesidad de reparación, reclamación y restitución. Señalar y visibilizar las heridas y repararlas es una afirmación de su existencia y establece además un punto de partida desde el que cultivar la siempre inacabada y a menudo cuestionada labor de curación. 

Otra de las obras destacadas de la exposición, la instalación en cinco pantallas de Sharon Lockhart sobre el trabajo de la artista y coreógrafa Noa Eshkol, es un poderoso ensayo sobre la colaboración, las interacciones arte-ciencia y la figura del cuerpo en los albores de la era cibernética. La comprensión del cuerpo a través de la danza de Eshkol es un reflejo de la euforia progresista de su época y de los planteamientos ecofeministas, que pretendían desmantelar los estereotipos de género y los privilegios antropocéntricos. 

Las piezas de la exposición, pertenecientes a la Colección TBA21 o producidas a través de las plataformas de producción e investigación TBA21 on st_age y TBA21–Academy, reivindican el espíritu de esos sanadores y sabios ancianos que, desde la conciencia del daño sufrido en el pasado, han guiado política, cultural y espiritualmente a sus comunidades hacia la celebración de un mundo renovado. Para honrar su aportación, la exposición y el programa de actividades que la acompaña son una invitación a explorar nuestra capacidad de custodiar y dar nueva vida a estos mensajes espirituales y proféticos. 

Etiquetas
stats