La ‘Reina Juana’ verá la luz en el Gran Teatro

Concha Velasco, en una función de 'Reina Juana'. | SERGIO PARRA

El próximo sábado es posible completar un interesante viaje tanto en el tiempo como en el espacio con sólo ocupar una butaca. Las tablas del Gran Teatro acogen ese día, en una única función que comenzará a las 20:30, acogerán a uno de los personajes más interesantes y no pocas veces llevados a escena, también en cine y televisión, de la Historia de España en el salto entre las edades Media y Moderna. Se trata de Juana I de Castilla, que pasó a la posteridad como la Loca y a la que dará vida, en solitario sobre el escenario, Concha Velasco. La veterana y respetada actriz encarnará una vez más dentro de una larga gira por todo el país a la hija de los Reyes Católicos con un intenso monólogo en los últimos días de su vida. La obra ‘Reina Juana’ se desarrolla sobre texto del dramaturgo Ernesto Caballero y bajo la dirección de Gerardo Vera con la producción de Grupo Marquina y Siempre Teatro.

La expectación en Córdoba fue máxima en torno a ‘Reina Juana’, que llegará al Gran Teatro el viernes con la totalidad de las localidades agotada. Resulta normal dada la relevancia de quienes dan forma a la obra. A la mirada del púbico el protagonismo es absoluto por parte de Concha Velasco, que se mete en la piel de Juana I de Castilla, la reina, después también de Aragón y de Navarra, que apenas ejerciera poder efectivo durante unos meses. La muerte de Isabel I abrió un período de convulsión y de disputa entre Fernando II de Aragón, su padre, y Felipe I de Castilla, su marido. Precisamente el trato de su esposo le llevó a perder la cordura, una circunstancia en torno a la cual, en realidad, nunca cesó la discusión. Juana la Loca acabó recluida en Tordesillas, un encierro del que escapa, en cierto modo, gracias a la obra que escribiera Ernesto Caballero y que dirige Gerardo Vera.

https://youtu.be/FYwyDbzWANU

De esta forma, Concha Velasco dará vida a una ‘Reina Juana’ que se encuentra ya en los últimos años de su vida. Sola, recluida y apartada de la vida pública, Juana I de Castilla aparece ante el público, que hará de confesor, para contar sus vivencias, repasar su existencia, revivir todos los momentos importantes y, por supuesto, rendir cuentas a todos aquellos que la fueron desterrando. Convertida en una sombra, primero por su marido Felipe el Hermoso, después por su padre, Fernando el Católico, que la encierra en Tordesillas, y, finalmente por su hijo Carlos V, que la ignora. La reconocida actriz llegará a Córdoba para ofrecer otro potente monólogo sólo unas semanas después de haberle sido concedido su segundo Premio Nacional de Teatro dado “el momento de plenitud artística” por el que atraviesa.

Etiquetas
stats