Montoro busca los restos de la antigua ciudad de Epora

Vista aérea de Montoro

Corduba y Epora son los nombres de dos ciudades prerromanas de una importancia capital en la antigüedad. La primera se localizaba en la Colina de los Quemados, en lo que hoy es la Ciudad de los Niños. Enfrente y al este, en otra colina, los romanos comenzaron a construir su propia Corduba, posterior Colonia Patricia, Qurtuba y la actual Córdoba. Epora era otra importante ciudad, un oppidum que controlaba los meandros del río Guadalquivir en una de sus zonas más estrechas antes de abrirse al fértil valle. Su nombre también fue reutilizado por los romanos para fundar otra ciudad, origen de lo que hoy es Montoro.

Ahora, los montoreños quieren reencontrarse con su glorioso pasado, el de una ciudad fundada hace unos 2.500 años, en una colina también casi inexpugnable, con unas vistas espectaculares sobre el río grande de la península Ibérica. La alcaldesa de Montoro, Ana Romero, ha anunciado que a su Ayuntamiento “se le ha autorizado por parte de la Delegación Territorial de Córdoba de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico la Actividad Arqueológica Puntual del tipo Prospección Geomagnética y Arqueológica en el ámbito del Yacimiento Arqueológico El Palomarejo”.

El objetivo es buscar el origen de la ciudad de Epora de una manera diferente a las excavaciones que se han llevado a cabo en el cerro de El Palomarejo en los últimos años. La última gran excavación se produjo a finales de los años noventa, en lo que iba a ser una nueva unidad urbanística justo al sur de la actual Montoro. A apenas un metro de profundidad se encontraron restos romanos y también prerromanos de una antigua urbanización.

Prospección con georradar

Ana Romero ha anunciado que “la prospección será llevada a cabo en los próximos meses por arqueólogos de prestigio de la Universidad de Córdoba del grupo Patricia (Unidad de Investigación, Innovación y Competitividad para el Medio Patrimonial)” y que la misma consistirá “en una prospección con georradar (técnica no invasiva) para conocer las estructuras que existen en el subsuelo de este yacimiento arqueológico”.

Históricamente se ha determinado que tanto El Palomarejo como el cercano Llanete de los Moros entierran en su interior a la antigua ciudad de Epora. En la zona, de hecho, se halló una escultura thoiacata y un tesorillo de monedas bajoimperiales aparecido en 1977. 

“Se trata de una apuesta y compromiso firme por la investigación y preservación del patrimonio arqueológico y el estudio de la historia de Montoro, sobre todo de nuestro inmenso pasado romano”, ha anunciado la alcaldesa, que ha mostrado su “agradecimiento” a “los propietarios por sus facilidades y predisposición a realizarla”.

Etiquetas
stats