Las obras del Gran Teatro se retrasan y el cierre se prolongará de enero a junio

Gran Teatro de Córdoba repleto de público | MADERO CUBERO

La burocracia ha vuelto más lento el reloj que manejaba el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) para acometer las obras de reforma del Gran Teatro que permitan la accesibilidad recinto a las personas con movilidad reducida. Estaba previsto que la mayor parte de la intervención durase al menos cuatro meses y se acometiese entre el otoño y el invierno, pero los tiempos de la administración son otros.

Pendientes de las licitaciones -que salieron hace apenas unos días- y los visados que tiene que dar la Fiscalía -que es quien ordena las obras-, el cierre programado no se espera que comience hasta enero. Y su clausura, según las fuentes consultadas, podría prorrogarse hasta junio, cuando reabriría sus puertas. Así se lo han hecho llegar, además, a las agrupaciones carnavalescas, que han descubierto tras una reunión con responsables del IMAE que su tradicional concurso no se celebrará en el Gran Teatro sino en el Teatro Góngora, inmueble al que se trasladará la totalidad de la programación.

Hace dos meses que la Junta de Gobierno Local acordó la autorización y disposición de crédito a transferir al Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) -Gran Teatro de Córdoba- para la financiación de obras que permitan la accesibilidad al Gran Teatro a las personas con movilidad reducida, por la cantidad de 346.740 euros.

El germen de esta próxima remodelación arranca en 2013, cuando un particular puso en conocimiento de la Fiscalía de Córdoba las deficiencias que el edificio presentaba en cuanto a su accesibilidad. En ese momento, el Ayuntamiento anunció que iba a ponerse manos a la obra para subsanarlo y de hecho se realizó un informe por parte del anterior gerente del IMAE.

Pero nada cambió y en 2015 la Fiscalía volvió a tener conocimiento de las mismas deficiencias que ya se habían destacado y reabrió las diligencias. Esa vez, el requerimiento del Ministerio Público tuvo como fruto el anuncio de un nuevo Plan Director que incluye una adaptación a la normativa contra incendios.

Los estudios en sí comenzaron hace justo un año ante el requerimiento del Ministerio Público. Entonces, el Ayuntamiento ordenó que la Gerencia Municipal de Urbanismo desarrollase un Plan Director que marcase las bases para la futura remodelación del teatro, teniendo en cuenta a las personas que, por ejemplo, vayan en sillas de ruedas.

Etiquetas
stats