Irene Hens, una cordobesa para sellar el destino de ‘Juego de tronos’

Fotograma del último capítulo de 'Juego de tronos' | HBO

Larga vida a… Las tierras de Poniente ya tienen quien, definitivamente, las reine. Tras nueve años, ocho temporadas y 73 capítulos, la serie Juego de tronos alcanzó su final. La exitosa y gran producción de HBO concluyó con la emisión de un último episodio que genera opiniones de todo tipo y que tuvo cierto acento cordobés. Porque la trama de desenlace de la ficción sumó su equipo de trabajo a una creadora audiovisual de la ciudad. Se trata de Irene Hens Aumente, cuyo nombre aparece, como es lógico, en unos títulos de crédito que ya forman parte de la historia del séptimo arte -aunque sea trasladado a la pequeña pantalla-. La productora, participó del adiós a Desembarco del Rey, Invernalia o el Muro como segunda asistente de producción. Ahí es nada.

Quienes ya hayan visto el final de la adaptación de la saga literaria Canción de hielo y fuego (A Song of Ice and Fire), de George R. R. Martin, quizá no cayeron en ello. Los títulos de crédito son no pocas veces la parte incomprendida de una producción. Esta vez en ellos apareció el nombre de Irene Hens, que trabajó en materia administrativa. "Es lo que vendría a ser secretaria de producción", indicó la cordobesa, que explicó que en este tipo de grandes montajes los puestos están duplicados. Sobre todo si las localizaciones se dan en puntos diversos, como es el caso. Ella actuó de cara a la grabación que se desarrolló en Itálica (Sevilla), un escenario que ya había aparecido con anterioridad en Juego de tronos. La escena allí grabada, por cierto, tiene una elevada relevancia para toda la historia.

De esta forma, tras la llamada de Fresco Film Services (de Málaga), Irene Hens entró de lleno al mundo creado para HBO por David Benioff y D. B. Weiss. Lo hizo nada más y nada menos que para el episodio final, un trabajo por el cual, como el resto de los equipos artístico y técnico (y otros apartados), hubo de firmar un estricto contrato de confidencialidad. Con todo, sí pudo expresar que "en general, ha ido todo muy bien". "Ya habíamos trabajado con ellos en otras temporadas aquí en Andalucía, les gustó y repitieron", comentó. Aunque en su caso era la primera ocasión en que ejercía labor alguna dentro de tan gran producción.

Para la creadora cordobesa, no cabe duda, ésta fue una importantísima vivencia. "Nunca había visto una manera de producir a ese nivel. Eso es lo que me llevo, es el aprendizaje que me quedo. He visto esquemas de producción que no hay en España", señaló sobre su experiencia en Juego de tronos. La llamada se produjo para el rodaje de parte de un capítulo en el que todo debía quedar sellado en Desembarco del Rey y para el resto de Poniente. Está claro que este trabajo supuso para ella la ocasión de abrir puertas de cara al futuro. "Sí, es una oportunidad. Sobre todo porque cuando ya trabajas con un service de estos, ya conoces los mecanismos. Ya saben que conoces los esquemas y sí que te van llamando", expuso.

Irene Hens Aumente es cordobesa, aunque vive en Sevilla, y anteriormente cosechó un gran éxito con Bolingo. El bosque del amor. Ella fue la productora de una cinta que obtuvo el premio al Mejor documental en los Premios Asecan del Cine Andaluz en 2017. Dicho trabajo audiovisual estuvo presente además en la sección ‘Afirmando los derechos de la mujer’ del XX Festival de Málaga. Su nombre apareció en este caso en una superproducción tenida como histórica desde tiempo atrás y seguida en todo el mundo. Juego de tronos ha sido un auténtico fenómeno sin precedentes. Un hito de la ficción internacional que tocó a su fin. Por cierto, Córdoba ya tuvo su presencia en anteriores temporadas con rodajes en el Puente Romano (sobre el que virtualmente se levantó la ciudad libre de Volantis) y el Castillo de Almodóvar del Río (que se convirtió en Altojardín, fortaleza de la casa Tyrell).

Etiquetas
stats