FALO NUEVA CARTEYA

Hallan un relieve fálico de época romana en un yacimiento de Nueva Carteya

Escultura fálica de Nueva Carteya

Un relieve fálico de piedra. Ese ha sido el importante (y divertido) hallazgo que han hecho los arqueólogos que trabajan este verano en el yacimiento arqueológico de El Higuerón, en la localidad cordobesa de Nueva Carteya.

El Museo Histórico Local de la localidad dio a conocer el hallazgo el pasado 19 de agosto. “Ha aparecido en uno de los sillares que forman la esquina noreste de la torre romana. Este tipo de representaciones eran frecuentes en la época a pesar de la visión que se pueda tener en la actualidad”, explicaron en redes sociales, adjuntando una imagen del relieve, que sorprendía especialmente por su tamaño, casi medio metro de longitud.

Los trabajos comenzaron en el yacimiento a principios de agosto Tras dos semanas de excavación, los arqueólogos han podido alcanzar la base de la muralla construida en época ibérica en el sector oeste del yacimiento, un suelo de cal de época romana al interior del gran edificio que corona la cima del cerro, un empedrado, también romano, situado al exterior del mismo, y el acceso de esta construcción con diversas reformas desde la puerta original romana hasta la visible actualmente de época medieval.

Todos hallazgos importantísimos, aunque sin duda menos mediáticos que el relieve fálico, que ya ha comenzado a suscitar el interés de curiosos en la localidad, como prueba el hecho de que se ha solicitado a la Guardia Civil que intensifique la vigilancia durante el tiempo de desarrollo de la excavación y posteriormente hasta el vallado del lugar, el yacimiento arqueológico mejor conocido en Nueva Carteya gracias a las excavaciones que se realizaron en los años 1966 y 1968, y que estuvo ocupado al menos desde el siglo IV a.C. hasta el I d.C.

El culto al falo fue algo común en la cultura latina, tanto como personificación del dios Fascinus, así como símbolo de la fertilidad. También se usaba como amuleto contra el mal de ojo. De este modo, la aparición de relieves fálicos, aunque llamativa, no es infrecuente: en 2010 apareció uno (con patas) en una excavación en el patio de Banderas del Alcázar de Sevilla.

Además, este tipo de imagen aparece frecuentemente en edificios romanos de todo tipo y sobre todo públicos, como puentes (Emerita Augusta); acueductos (Segovia); murallas (Ampurias); puertas urbanas e incluso en simples 'domus' (Clunia). También en otro tipo de edificaciones, como ocurre en Pompeya, donde fue utilizado en fachadas y pavimentos como indicadores de la situación de lupanares.

Etiquetas
stats