Eutopía convierte el vino en conversación

Las palabras del vino FOTO: MADERO CUBERO
El festival reúne a diez personas del mundo de la cultura para mantener cinco charlas alrededor de cinco caldos

Hablemos de vino. Hablemos de vino tomando un vino. Un vino con denominación de origen Montilla Moriles. Pero que no hablen los expertos. No, mejor que departan mejor los aficionados. Incluso los ignorantes del vino. Como la cantante Rakel Winchester, que apenas se ha mojado nunca los labios con un fino y esta mañana le ha dado unos cuantos sorbos. Porque no era una ocasión cualquiera. Para empezar, estaba con el historiador y bibliotecario Sebastián de la Obra, buen conocedor de los caldos. Y para acabar, porque no se encontraban en una taberna, sino en la sala principal del Teatro Cómico, delante de público asistente a su conversación.

Winchester y De la Obra han sido los primero invitados a Palabras de Vino, la aportación de integrantes de Luneados como Juan Bolaños o José María Martín, quienes, unidos a la Denominación de Origen Montilla Moriles, han desarrollado esta iniciativa en la presente edición de Eutopía.

Y mientras Winchester y De la Obra dialogan, el pintor Antonio Blázquez recogía su experiencias en dos lienzos con forma de bocadillo de viñeta.

"No he probado el vino. Bueno, solo para cicatrizar mis heridas, porque cicatrizo fatal", le decía Rakel a Sebastián, enseñándole las manos. "Todo los que sé del vino es que él vino en un barco, de nombre extranjero...". Pero Rakel cuenta que alguna vez ha intentado beber vino. Le atrae por el lado estético. Pero cuando era algo más joven e intentaba "entrenar en abril -porque luego llega mayo y hay que ir preparada a la feria- pues no podía y... al final tiraba todo el vino por mi cama...".

En ese momento, Sebastián se quita la chaqueta. La conversación y el medio hacen su primer efecto. El siguiente será el de la charla surrealista.

- Estos vinos vienen de una uva con la piel muy fina-, dice Sebastián

- Sí, será... porque no se nota...-, responde, entre dudas, Rakel

- Pedro Ximénez.

- ¿No te llamabas Sebastián?

- No. La uva se llama Pedro Ximénez. Y viene del sur de Córdoba.

- Pues acento no tiene mucho...

- Tampoco tiene añada.

- Ah... ¿No hay un ritual para beberlo?

- Como tú lo estás haciendo, justamente como tú lo estás haciendo....- responde lentamente Sebastián, acercándose mucho al micro. Rakel se ríe- Hay que coger el catavinos así... y mirarlo, verlo, mirarlo. Y olerlo. -Sebastián acerca su medio a Rakel para que lo huela.

- Pues se me ha quedado el olor de tú brazo. ¿Barón Dandy? ¿Sabes lo que pasa, Sebastián? Que yo, como beba, empiezo a ver legionarios cantando su himno.

- Pues esto no tiene que ver con los legionarios, tiene que ver con el mar- Rakel da un sorbo.

- Puede saber a almejas...- Ríe.

- En la Biblia se dice que las uvas del vino son la antesala de la Tierra Prometida- suelta De la Obra.

- Pues en mi caso son la antesala de, en fin...

La conversación prosigue un rato más.

- Camarero, qué se debe- pregunta De la Obra a uno de los muchachos de la Denominación de Origen, quien responde negando con la cabeza- ¿Invita la denominación? Bien por ellos. Dígales que a Rakel y a Sebastián les han gustado mucho sus vinos.

Después, en la misma mesa, se han sentado los poetas Pablo García Casado y Daniel García. Y tras su charla, el relevo lo han tomado la violinista Klara Gomboc y la periodista Marta Jiménez, en una tercera conversación.

Mañana sábado, Las palabras de vino’ continuará con la puesta en marcha de otras dos conversaciones, a partir de las 12.30, que contarán con la participación de las artistas Beatriz Sánchez y Verónica Ruth; y del médico Ángel Salvatierra y la artista Guadalupe Esquinas.

Etiquetas
Publicado el
25 de octubre de 2013 - 20:03 h
stats