Los cuadros de El Bosco cobran vida en una producción que recuerda al Circo del Sol

Los acróbatas de la obra, Vladimir Amigo y Leah Wolff, y el delegado de Cultura del Ayuntamiento, David Luque | MADERO CUBERO

Como si de un espectáculo del Circo del Sol se tratara, la compañía canadiense Les 7 Doigts llevará este miércoles al Gran Teatro su nuevo trabajo, Los sueños del Bosco, un espectáculo circense donde los cuerpos y movimientos de los acróbatas traerán a la vida las imágenes surrealistas del pintor.

La puesta en marcha de este espectáculo se remonta al año 2016, cuando la compañía -en colaboración con el Thèatre Republique- recibió un encargo por parte de la fundación del pintor holandés y del Festival Circolo en Holanda para preparar este show en el marco de la conmemoración del 500 aniversario de la muerte de El Bosco.

“Este trabajo viene a ser como un espectáculo de circo que mezcla teatro y lo audiovisual de una manera muy profunda y arriesgada”, ha explicado Vladimir Amigo -uno de los acróbatas de la compañía-, que ha comentado que esta nueva apuesta está acompañada de un mapping donde se proyectarán vídeos crador por el artista Ange Potier. “Todo ello invitará a los espectadores a integrarse en el trabajo del pintor”, ha asegurado el acróbata.

Como argumento principal, Los sueños del Bosco aborda los últimos 30 segundas de vida del  artista para dar paso posteriormente a buena parte de los personajes que habitan en sus pinturas y a personas reales que se vieron influidos por este autor, como Salvador Dalí y Jim Morrison. “Es un viaje de conexión para descubrir cómo El Bosco inspira a tantas generaciones”, ha puntualizado Amigo.

Leah Wolff es otra acróbata de la compañía y ha comentado que aunque se presentan varios personajes, todos ellos tienen unas líneas comunes, siendo la inspiración en El Bosco el eje vertebrador de las obras de estos artistas.

Durante el espectáculo, que comenzará a las 20:30, los espectadores asistirán a toda una prueba magistral de siete artistas que realizarán todo tipo de números: desde malabarismos hasta acrobacias con aros aéreos, palo chino, rueda y trapecios. Ena puesta en escena que está “integrada con todo el audiovisual”. “El circo cobra, así, otra forma de expresión”, ha concluido Wolff.

Por su parte, el delegado de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, David Luque, ha animado a asistir a este espectáculo “ya que tiene un montaje audiovisual interesantísimo” gracias a los números de circo contemporáneo que ofrece la compañía. Luque ha afirmado, además, que este trabajo es uno de los espectáculos más singulares y espectaculares que han pasado por el Gran Teatro.

Etiquetas
stats