Córdoba se lleva un gran trozo de reconocimiento cultural en Donosti 2016

Los Reyes, en 2016, cuando le entregaron una de las medallas a Vicente Amigo.

Córdoba luchó con Donosti para convertirse en capital europea de la cultura en 2016. No lo logró. Este lunes, los Reyes han entregado en San Sebastián, en el Teatro Victoria Eugenia, las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Dos las han copado y protagonizado dos cordobeses: Vicente Amigo y Blanca del Rey.

Vicente Amigo es uno de los guitarristas flamencos más virtuosos del momento. Sus primeros maestros fueron “El Tomate” y “El Merengue” y Manolo Sanlúcar. En 1988 inició su carrera en solitario presentándose al Festival Nacional del Cante de las Minas de la Unión en donde obtuvo el primer premio en el apartado de guitarra. Después, ganó el Concurso Internacional de Extremadura. En mayo de 1989 ganó uno de los principales premios nacionales de guitarra, el Premio Ramón Montoya, en el XII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba.

Su primer disco De Mi Corazón al Aire en 1991, obtuvo los premios “Icaro” (Diario 16) y “El Ojo Crítico” (RNE). Ha recibido numerosos galardones tanto por sus colaboraciones como por su composiciones y discos propios entre los que destacan, la Medalla de Andalucía otorgada por la Junta de Andalucía, por su trayectoria profesional y la nominación a los Latin Grammy Awards en la categoría de Mejor Álbum en al año 2000 por su disco “Ciudad de las Ideas”. Recibió el Grammy al Mejor Álbum Flamenco en 2001. En 2007 actuó en Beijing, en el año de España en China, invitado por el Ministerio de Cultura de España, y en New York en la presentación de la Conferencia Iberoamericana a través del Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Blanca del Rey nació en Córdoba en 1949, es una bailaora, coreógrafa y destacada figura del flamenco. A los seis años ya ganó varios concursos de baile. Con 12 debutaba en el tablao cordobés El Zoco y, dos años más tarde, ingresaba en el prestigioso Corral de la Morería, al que mantiene su vida ligada desde entonces. Protagoniza el programa de TVE La Danza, funda el Ballet Flamenco Blanca del Rey, ha rodado documentales sobre su vida y crea la mítica Soleá del Mantón, personal baile propio indiscutiblemente ligado a su nombre. Representante del flamenco más ortodoxo, ha estrenado, al frente de su compañía, montajes como Poemas y danzas de Andalucía (1984), Pasión flamenca (1992), Del sitar a la guitarra (1995), Renacer (1997) o Flamenco a bocajarro (2000). Requerida por Maurice Béjart, con quien realizó el espectáculo Carteblanche, Blanca del Rey se presenta como una de las figuras de referencia en este arte.

Además, dentro de las premiadas está María Victoria Atencia, que aunque nacida en Málaga siempre tuvo mucha relación con la ciudad de Córdoba, donde es académica. Agencia publicó sus primeros libros de poesía en ediciones no venales, restringidas, e incluso impresas en papel hecho en su propia casa. Su bibliografía incluye numerosos títulos, siendo algunos de sus últimos trabajos: Legend of Myself (2014), A este lado del Paraíso (2014), Las iluminaciones (2014) y El fruto de mi voz (2014). Nunca ha concurrido a premios literarios pero posee el Premio (nacional) de la Crítica 1997, el Andalucía de la Crítica 1998, el Luis de Góngora de las Letras Andaluzas 2000, el Internacional de Poesía Ciudad de Granada – Federico García Lorca 2010, el Real Academia Española 2012, y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2014. Es Hija Predilecta de Andalucía, Medalla de Oro de la Provincia de Málaga (ambas 2005) y Autora del Año del Centro Andaluz de las Letras 2014.

Los cordobeses han recogido las medallas de mano del Rey Felipe VI, que ha asegurado que “desde la Cultura −y con la Cultura− debemos aprender a respetar al otro, a cultivar el valor de la solidaridad. Es por ello que, Artistas, intelectuales, escritores y creadores en general sois esenciales para el devenir de los pueblos. No solo –que también− para nuestro disfrute, y deseo de sentir y conocer, sino además por el aporte económico que también supone para la sociedad, para la industria cultural”.

Además, a San Sebastián se ha desplazado la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, para acompañar a los premiados. Ambrosio ha asegurado que “Blanca y Vicente son dos de los grandes embajadores de Córdoba en el mundo. Blanca por esa elegancia natural y esa expresividad que la sitúa al lado de las más grandes intérpretes de la danza y Vicente por ser ese genio de la guitarra que nos admira y sobrecoge con cada acorde”.

“El baile ha sido y sigue siendo la vida de Blanca, su inimitable Soleá del Mantón, prodigio de plasticidad y de elegancia, siempre será un símbolo para cualquiera que quiera iniciarse en el mundo de la danza flamenca. Se ha entregado al baile en cuerpo y alma. Para ella todos los detalles poseen una relevancia inusual: el vestido, el peinado, la mirada, el movimiento de sus manos y de su cuerpo y de manera especial, ese mantón de Manila que ha hecho suyo, hasta convertirse en un modelo casi inimitable”, ha asegurado la alcaldesa.

“Vicente y la guitarra son una especie de hermanos siameses, en los que el respeto es la constante. Su figura en bicicleta por las calle de Córdoba no sorprende a nadie, salvo a quienes nos visitan y le reconocen, sabiendo que es uno de los más grandes de las seis cuerdas. Quien como él dice que la música es el porqué de su vida, y que hasta cuando está de vacaciones se lleva la guitarra por si se aburre, ya da pistas la vocación, la dedicación y la entrega de este cordobés universal”, ha dicho sobre el guitarrista cordobés.

Etiquetas
stats