“Nuestra ciudad está al nivel de París, Berlín, Londres o Roma”

Visita de Carmen Calvo y Audrey Azoulay a Medina Azahara | MELLADO

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha colocado a Córdoba en el top cinco de ciudades europeas y del mundo en número de reconocimientos de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Un selecto club que forman cuatro capitales de estado y la que una vez fue capital del Califato hace siglos.

Calvo ha asegurado que Córdoba compite con estas cuatro ciudades, porque “sólo ellas cuatro y Córdoba tienen más de tres bienes protegidos por este rango”. Las declaraciones las hacía la vicepresidenta antes de visitar el yacimiento arqueológico de Medina Azahara junto al ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, y la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay.

Azuolay ha visitado este lunes la ciudad califal, el último bien histórico y cultural protegido por la Unesco en Córdoba, después de la Mezquita Catedral (1984), el Casco Histórico (1992) y los Patios (2012). Ha sido, según Calvo, en respuesta a una petición del Gobierno que, según ha detallado, le demandó que visitara la ciudad y el yacimiento, entendido como un respaldo a “uno de los grandes activos de la provincia y la capital, el patrimonio histórico cultural”.

“Nuestra ciudad está al nivel de París, Berlín, Londres o Roma. Son las cinco ciudades del mundo que tienen más bienes de carácter material o inmaterial declarados con protección cultural para el mundo. Competimos con estas cuatro ciudades de Europa, porque solo ellas cuatro y Córdoba tienen más de tres bienes protegidos con ese rango”, ha expresado la vicepresidenta del Gobierno, que ha añadido que Medina Azahara “no hace más que crecer en visitantes”.

Respecto a la jornada Los retos del patrimonio, organizada este lunes en el yacimiento, Carmen Calvo ha agradecido el debate sobre cómo seguir sosteniendo “con futuro e intensidad” lo que significa Medina Azahara para el mundo, y ha adelantado que el acto antecede al homenaje que la propia Unesco quiere hacer al 25 aniversario de la protección del casco histórico como patrimonio de la humanidad.

Para la vicepresidenta, Medina Azahara es “uno de esos lugares en los que el pasado y el futuro se funden”, y que representan “sin necesidad de palabras” lo que tiene que ser “el signo del siglo XXI”: esto es “la convivencia y el respeto”.

Las jornadas han explorado las posibilidades del patrimonio histórico como recurso no sólo económico, sino también educativo, ambiental, cultural y científico, así como la repercusión que el patrimonio tiene y tendrá, de modo creciente, en las políticas educativas, culturales, paisajísticas y medioambientales.

En ellas ha participado el historiador de la arquitectura italiano Francesco Dal Co, y las arquitectas españolas Fuensanta Nieto y Ángela García de Paredes. La jornada ha continuado a las 16:00, con la celebración de la segunda ponencia, impartida por Audrey Azoulay y Carmen Calvo. Será relator de estas intervenciones el arquitecto Juan Miguel Hernández de León, catedrático de Composición de la Escuela de Arquitectura de Madrid y presidente del Círculo de Bellas Artes.

Etiquetas
stats