Una obra del Museo de Bellas Artes de Córdoba viaja a Nueva York para participar en una exposición del Metropolitan

La obra que se expondrá en Nueva York.

El Museo de Bellas Artes de Córdoba, que gestiona la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, va a participar en la exposición Cubism and the Trompe l’Oeil Tradition, que se podrá ver en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, en Estados Unidos, desde el próximo 17 de octubre hasta el 22 de enero de 2023. Según ha explicado el delegado territorial, Eduardo Lucena, la pinacoteca cordobesa colabora en la muestra con el préstamo de la obra Mesa de papeles revueltos, del artista cordobés José Pérez Ruano, fechada en 1782.

Lucena ha señalado que “es un honor para nuestro museo participar en esta propuesta expositiva del Metropolitan, que explora los antecedentes y los límites del cubismo”, destcando igualmente la importancia de que “museos internacionales fijen su atención en la magnífica colección del Bellas Artes cordobés”. Por su parte, el director del espacio, José María Vázquez ha subrayado la importancia de la política de préstamos, que permite colaborar con otras instituciones y acercar las obras de arte a un mayor número de personas, una línea de trabajo en la que considera que “hay que seguir trabajando en los próximos años”.

Cubism and the Trompe l’Oeil traditition presenta una nueva visión del cubismo, al conectarlo con el ilusionismo del trompe l'oeil (‘engañar al ojo’ o trampantojo, como se conoce en español). La muestra reúne más de 100 obras, la mayor parte de ellas, de artistas cubistas que abordaron esta práctica pictórica entre los años 1909 y 1915, como Georges Braque, Juan Gris y Pablo Picasso. Sus pinturas y collages -y, en el caso de Picasso, esculturas- se combinan con otras obras de artistas europeos y estadounidenses de los siglos XVII al XIX, desde Samuel van Hoogstraten y Cornelius Norbertus Gijsbrechts hasta Louis Léopold Boilly y William Harnett. Se trata de pintores que en algunos momentos no fueron suficientemente valorados, pero con los que los artistas cubistas se sintieron identificados en su proceso de desarrollar su nuevo estilo artístico. Ambas formas de arte, salvando sus diferencias, plantean cuestiones sobre lo real y lo ficticio que los identifican y que entroncan con algunas de las actuales tendencias artísticas.

El Museo de Bellas Artes de Córdoba participa en esta exposición con la obra Mesa de papeles revueltos, que es un dibujo a la plumilla, realizado con tinta negra y aguada sobre papel verjurado, de 485 x 300 milímetros. Fechado en 1782, es obra del autor cordobés José Pérez Ruano, del que se conocen pocos datos biográficos y referencias documentales, aunque sí se sabe que trabajó en Córdoba durante la segunda mitad del siglo XVIII y que falleció en 1810. También está documentado que realizó importantes pinturas, como las que decoraron los lunetos y bóveda de la sala capitular del edificio del antiguo Ayuntamiento, hoy desaparecido, o un cuadro de San Fernando ofreciendo a la Virgen de Linares la Conquista de Córdoba, que existió en un altar en dicha sala. Los autores decimonónicos locales lo señalan como experto en Mesa de papeles revueltos, variedad del género del trampantojo que practicó al igual que Pedro de Acosta, en Sevilla, y otros artistas del momento. Lo hizo con gran habilidad, por lo que llegó a obtener con una de ellas un importante premio en una exposición de Barcelona.

El trampantojo o ilusión visual se puso de moda en el siglo XVIII. Su utilización tenía carácter jeroglífico, en la que se incluía información cifrada sobre su propietario y mensajes morales. Esta obra de José Pérez Ruano, al igual que otras tres de la misma serie, llegó a la colección del Bellas Artes hace algo más de una década, procedente de una colección particular. 

Etiquetas
stats