9 patios 9 para ver en Navidad

FOTO: MADERO CUBERO

FOTO Y VIDEO: MADERO CUBERO

Las visitas navideñas se multiplican coincidiendo con la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Navidad. Navidad. Navidad. Este año, las jornadas abiertas de los patios cordobeses en Navidad coinciden con un momento feliz. Si en 2011, el Festival de los Patios cordobeses se quedó con la miel de la Unesco en los labios, al no ser declarado Patrimonio Intangible de la Humanidad, este año la alegría es plena. La ilusión de los vecinos, el Ayuntamiento y la Junta, que buscaron durante años este reconocimiento, ya es total. Y eso se nota en las visitas a los patios, que han aumentado con respecto a años anteriores.

En total, son 9 los que se pueden visitar hasta el 4 de enero (excepto en Nochevieja y Año Nuevo) de 18.00 a 21.00. Es un patio menos con respecto a otros años, pero no es impedimento para restar alegría a estas jornadas, organizadas por la Asociación de Patios Claveles y Gitanillas, una de las piedras angulares de la cultura cordobesa.

La Navidad es una buena ocasión para asomarse a un estilo de vida que todavía se parece mucho al de las antiguas casas romanas de la capital de la Bética. Con una arquitectura que gira alrededor de ese espacio abierto que sirve para distribuir la distribución de las habitaciones y la vida de los habitantes, los patios son seña de identidad sin igual de la idiosincrasia más pura del genotipo cordobés. Agua, color y senequismo.

Aunque en estas fechas, los vecinos, en vez de con geranios y gitanillas, engalanan las fachadas con flores de Pascua. Puro estoicismo. Pero así consiguen el más difícil todavía: volver, si cabe, más atractivo ese espacio tradicional, amenizándolo con alegres villancicos de distintas corales y agrupaciones los patios. Y además, ofrecen la oportunidad de probar, a ritmo de zambomba, los dulces navideños más típicos de Córdoba. Y por si fuese poco, el visitante goza de la oportunidad inigualable de acercarse a los belenes que usan los patios como parte misma del decorado.

Como actividad complementaria a la visita a los patios y como viene ya siendo habitual, se ha organizado un simpático concurso gastronómico de dulces navideños. El primer premio, con 300 euros y una placa conmemorativa ha sido para Silvia Molina Moreno por el dulce Pétalos de Navidad. El segundo premio (200 euros y placa) recayó en Remedios Moreno Requena por el dulce Bocaditos de turrón. El tercer premio, de 100 euros fue para María José Ruiz López por el dulce Mazapán.

Este año, los patios que participan son los de las calles Pozanco, 6; Frailes, 6; Duque de la Victoria, 3; Pastora, 2; Juan Tocino, 3; San Juan de Palomares, 11; Escañuela, 3; Carbonell y Morán, 20; e Isabel II, 1.

Etiquetas
stats