Zapatero en Córdoba: “Frente al terrorismo no cabe la guerra”

.
El expresidente del Gobierno clausura en la Universidad el congreso 'Córdoba, ciudad de encuentro y diálogo' con una defensa a la Alianza de Civilizaciones y críticas a la política de asilo de la Unión Europea

“Frente al terrorismo no cabe la guerra. Es un camino equivocado”. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha clausurado este mediodía en Córdoba el congreso Ciudad de Encuentro y Diálogo con una cerrada defensa de la Alianza de Civilizaciones, que gestó con Turquía cuando estaba al frente del Ejecutivo, y una crítica a la política de asilo europea. “El umbral de dignidad en defensa de los derechos humanos de la Unión Europea ha tocado suelo”, dijo.

Zapatero, frente al desafío terrorista de corte yihadista que está azotando Europa, aseguró que “yo no me opuse a la guerra de Irak por oponerme a Aznar o Bush. Me opuse porque esa guerra generaría terroristas”, aseguró, en un congreso dirigido por Samí Naïr.

El expresidente comparó la situación actual con la que vivió España tras los atentados del 11 de marzo de 2004. “Siempre lo diré. Me siento orgulloso de la reacción del pueblo español tras ese atentado. No hay un país que habiendo sufrido un atentado de esta naturaleza en nombre del islamismo radical no haya conocido algún hecho de xenofobia o antiislamismo. Aquí fue al contrario”.

Zapatero también se refirió a la situación actual de los refugiados sirios y afganos que huyen de las guerras y tratan de encontrar asilo en Europa. “El umbral de dignidad en defensa de los derechos humanos de la UE ha tocado suelo. Sé que no es fácil llegar a un acuerdo, entre 28”, defendió, aunque aseguró que en la crisis de los refugiados “se podrían haber arbitrado algunas medidas. ¿Porqué no está la unidad militar de emergencias? ¿Porqué no la hemos llevado a las playas y costas griegas?”.

El exlíder socialista aseguró que “es muy probable que esta crisis doliente de los refugiados abra la puerta a una política de verdad de inmigración, de refugio y de asilo de la UE, que no la hay” y diagnosticó que “Europa tiene seguramente una crisis de crecimiento. Ahora somos 28”.

Más allá, Rodríguez Zapatero defendió su propuesta de la Alianza de Civilizaciones, que el próximo mes celebrará su séptimo encuentro, al amparo de la ONU, en Bakú, la capital de Azerbaián. “Quiero ver una declaración universal de todas las religiones de condena radical a la violencia y de respeto a las confesiones religiosas” en ese encuentro, aspiró. “Matar es solo matar. No se mata en nombre de ninguna idea, religión o cultura”.

Además, se refirió al cambio climático como origen de conflictos. “Hay muchas guerras que provocan hambre. Y el hambre provoca guerras. Sin duda. En este momento el 80% de las zonas con violencia en el mundo son tierras en proceso de desertificación. Es decir, tierras sometidas al estrés más intenso y rápido del cambio climático. La desesperación de ese proceso, los problemas para la sostenibilidad alimentaria y el éxodo de mucha gente genera violencia y terror. El agua genera paz. Es una conclusión muy clara”, dijo.

Por otra parte, los ponentes del congreso que ahora se clausuran anunciaron una segunda edición de este foro, que se celebrará en el año 2018 y que estará también dirigido por el profesor Samí Naïr.

Etiquetas
stats