Vuelta al frío antes de un comienzo incierto de Semana Santa

Una mujer con un bebé en un cochecito.

Cuando durante la próxima madrugada hayan caído las últimas gotas del último frente que haya afectado a la península Ibérica, se habrá puesto fin a uno de los episodios de precipitación más prolongados e intensos de los que se tenga constancia en estas latitudes. Más de tres semanas de paso continuado de borrascas, que habrán quedado grabados en la meteorología histórica española con registros, aún por validar, tan espectaculares como los tomados en Grazalema.

Un frente frío que tras su paso dejará una acusada bajada de temperaturas, volviendo a dejar heladas fundamentalmente en el norte de la provincia. Nuevo episodio invernal en los primeros días de la primavera astronómica que daría paso a un fin de semana, el del comienzo de Semana Santa, con tiempo inestable como consecuencia del paso de un nuevo frente frío.

Frío invernal para comenzar la primavera

En las primeras horas de la semana, el paso de un frente frío asociado a una baja de origen siberiano, habrá dejado de nuevo lluvias generalizadas en toda la Península, en un barrido con dirección noroeste-sureste, característico de entradas frías. En el caso de nuestra provincia, las lluvias llegarán durante la tarde de este lunes, prolongándose hasta la medianoche. Tras ellas, descenso brusco de temperaturas como consecuencia de la entrada de aire muy frío, que nos acompañará hasta el próximo jueves.

Entrada fría de norte que se notará en el termómetro, especialmente en las mínimas en zonas de sierra, pudiendo volver a darse heladas matinales en todo el norte de la provincia. Frío que se notará especialmente durante la jornada del miércoles, cuando el frío en altura se intensificará, alcanzando el sur peninsular una iso -4 °C a 850 hPa (unos 1500 metros de altitud). Frío que no lo será tanto durante el día, en los que el Sol de finales de marzo ayudará a calentar las capas bajas de la atmósfera.

Lluvia para un inicio incierto de Semana Santa

La pregunta que insistentemente muchos se hacen desde hace ya varias semanas es si la Semana Santa de 2018 será de agua o no. Hasta el momento, hacer siquiera una estimación era poco menos que una tirada de dados, escribir un relato de fantasía e insultar la inteligencia de cofrades y hosteleros.

Afortunadamente, y aunque con resistencias, ya cala el mensaje de que las predicciones meteorológicas a más de tres o cuatro días carecen de la certidumbre necesaria para ofrecer un dibujo atmosférico adecuado de una parte del planeta. Más allá, y aún en márgenes prudenciales, sólo caben estimaciones y tendencias meteorológicas en base a la posición de los grandes centros de acción atmosféricos, los que permiten establecer una idea aproximada del transitar meteorológico a partir de determinado número de días.

¿Qué tendencia cabe esperar por tanto para la Semana Santa de 2018? En el momento de realizar esta predicción sólo dos ideas parecen tener consistencia como para ser tenidas en cuenta. La primera, que el fin de semana en que comiencen las procesiones, el paso de un frente frío asociado a una vaguada en el entorno de las Islas Británicas, dejaría precipitaciones generalizadas en toda la Península desde la tarde del viernes hasta las últimas horas del domingo.

La segunda, que existe una tendencia general en los modelos de predicción a fortalecer el anticiclón de las Azores durante la última semana de marzo. Un fortalecimiento que volvería a situar a la península Ibérica dentro de la zona de influencia de la dorsal anticiclónica, pero que podría ser muy puntual, ya que la fábrica de borrascas en Terranova lleva poniendo en jaque el asomo del “azoriano” desde hace semanas, en una batalla de centros de acción aún pendiente de dirimir.

¿Qué conclusiones por tanto se pueden sacar a día de hoy? La primera es que el tiempo durante el fin de semana volverá a ser lluvioso, gracias a un nuevo episodio de noroeste, que tendría tendencia a remitir durante las últimas horas del domingo, dando paso a tiempo más estable para comienzos de la próxima semana. Un inicio por tanto aún incierto, pero con cierta tendencia a estabilizarse según avancen los días. Tocará esperar para poder concretar.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats