Los vecinos del Higuerón sin agua vuelven a reclamar servicios

.
Un grupo de afectados protesta a las puertas del Ayuntamiento, al que le reclaman el permiso para poder acceder al agua después de que los pozos se hayan secado

Hasta hace unos años, tenían pozos. Desde hace poco, los pozos se han secado y para poder tener agua potable para beber y sobre todo para hacer sus necesidades higiénicas, un grupo de unas 700 personas que vive junto al Camino Viejo de Almodóvar en El Higuerón tiene que ir casi a diario a rellenar lo que puede a una fuente en la carretera del Aeropuerto. Esta mañana, un grupo de estos vecinos ha protagonizado una sonora protesta a las puertas del Ayuntamiento, donde han reclamado agua potable. Los vecinos se han cruzado incluso con la alcaldesa, Isabel Ambrosio, a la que han pedido que les conteste a sus escritos. La regidora ha hablado con un representante de los afectados y le ha prometido una respuesta.

Esta parcelación, incluida como regularizable dentro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), carece de agua potable desde siempre. La infraestructura que debe llevar el líquido elemento a cada una de las casas y el sistema de alcantarillado no están construidos. Los vecinos insisten en que “pagamos nuestros impuestos” y reclaman al Consistorio la instalación del sistema para acceder, al menos, al agua potable, ya que la situación actual es insostenible. Así, denuncian que los pozos que les sirven de suministro están agotados después de este verano, otros acuíferos están contaminados y muchos vecinos tienen que contratar camiones para llenar sus depósitos de agua potable con los que poder hacer su vida normal.

Muchos vecinos aseguran además que en las parcelaciones viven personas mayores y dependientes, que necesitan de cuidados constantes, y que al carecer de agua no se los pueden dar. A las puertas del Ayuntamiento una vecina, María Jaraba, denunciaba que estaba trasplantada de hígado y que si seguía sin agua podía acabar rechazando el órgano.

Este problema es antiguo. Algunos vecinos llevan viviendo en la zona más de 20 años y denuncian que están pagando todos los años sus impuestos, incluido el IBI, pero que a pesar de ello carecen de permisos para obtener agua y, en muchas ocasiones, luz. En algunos casos, desde el Ayuntamiento se argumenta que la parcelación está situada en una zona inundable, un extremo que los vecinos niegan.

Etiquetas
stats