Urbanismo inicia las expropiaciones para reconstruir la Ronda Norte

Obras de la Ronda Norte paradas desde el año 2008 | MADERO CUBERO

El consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo aprobará en su reunión de este miércoles la expropiación de tres solares que permitan seguir adelante con el proceso de reconstrucción y conclusión de las obras de la Ronda Norte de Córdoba. En concreto, se ha reservado una partida cercana a los 70.000 euros para que el Ayuntamiento se haga con la titularidad de tres parcelas que son propiedad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Cosmos y otra empresa más.

Urbanismo tiene ya el dinero en sus cuentas para continuar con unas obras que quedaron interrumpidas en 2008 y que correspondían a la constructora Marín Hillinger, después de mucho litigar en los tribunales, con idas y vueltas al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Ahora, el objetivo es volver a licitar los trabajos y retomar el proyecto.

La construcción de la Ronda Norte está parada desde el año 2008, cuando la empresa que la estaba ejecutando (ACSA) suspendió los trabajos por impago de Marín Hillinger. En 2009, reclamó la ejecución de un aval que Marín Hillinger firmó con Cajasur por importe de 12 millones de euros. El propio Ayuntamiento llevó el caso al consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo en el anterior mandato pero en junio de este mismo año el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tumbó la ejecución de este aval. El alto tribunal andaluz consideró que el aval estaba firmado por la junta de compensación y no por Marín Hillinger. No obstante, el Ayuntamiento recurrió y el Contencioso Administrativo de Córdoba le dio la razón.

La historia de la construcción de la Ronda Norte ilustra a la perfección el estallido de la burbuja inmobiliaria en Córdoba. Marín Hilinger se comprometió a construir este tramo de circunvalación al Norte de la ciudad tras lograr la urbanización de la zona de Mirabueno. Una vez construidas las casas (y vendidas en su mayoría) inició las obras, pero las abandonó cuando apenas si se había ejecutado el 30% por falta de financiación. Entonces, Urbanismo comenzó a reclamarle la ejecución de una obra que Marín Hilinger finalmente nunca reinició. Con ese dinero, Urbanismo calculaba que tendría dinero suficiente para acabar la Ronda Norte.

Ahora, la Gerencia ya puede acabar la obra. Esta mañana, el presidente de la Gerencia, Pedro García, que aún no conocía la sentencia insistía en que se hará todo lo que se pueda para licitar lo antes posible el fin de la obra, para lo que harán falta los 12 millones del aval que ahora tendrá que entregar Cajasur al Ayuntamiento.

Etiquetas
stats