Absuelven por falta de pruebas a dos detenidos por darle una paliza a un hombre

Fachada principal de la Ciudad de la Justicia.

La jueza titular del Juzgado de lo Penal número uno de Córdoba ha absuelto a dos jóvenes que fueron detenidos por la Policía Nacional en el verano del año 2020 y que estaban acusados de un delito de robo con violencia. Los jóvenes estaban procesados y sobre ellos pesaba una acusación a cuatro años y medio de cárcel. La jueza los deja en libertad después de que hasta la propia víctima del robo haya asegurado en el juicio que los acusados no eran las personas que le agredieron y le robaron.

Según consta en el fallo judicial, al que ha tenido acceso este periódico, los hechos ocurrieron a las 7:50 de la mañana del 21 de julio. A esa hora, un grupo de jóvenes se dirigieron a la víctima que se encontraba sentado en la terraza de un bar “y comenzaron a golpearlo, propinándole patadas y golpes hasta dejarlo aturdido en el suelo y con ánimo de enriquecerse a costa del patrimonio ajeno le sustrajeron una riñonera que portaba y que contendía documentación, personal, 270 euros, las llaves de la furgoneta de reparto que tenía estacionada en las inmediaciones y un teléfono móvil”.

La riñora y la documentación fueron halladas en las inmediaciones por la Policía Nacional, al igual que el teléfono móvil. No así el resto de efectos. La víctima tuvo que ser atendida en el hospital, con una fractura y contusiones en la cara y las costillas. Estuvo 22 días de baja laboral.

La Policía Nacional detuvo a dos jóvenes. A uno le encontró el teléfono móvil de la víctima. A otro lo arrestó tras un análisis de las videocámaras de la zona. Los jóvenes, defendidos por la abogada María del Mar Jiménez, han sido absueltos tras el juicio.

Así, ni la víctima ni dos de los testigos consideran que fueran los autores de los hechos. Sobre el joven con el móvil robado, la jueza afirma que eso no es una prueba de cargo, ya que poseer algo robado no significa haberlo robado. Sobre el otro joven, señala que una de las grandes pruebas en su contra sería una camiseta con la que se le vería en el vídeo, pero la magistrada apunta a que la Policía Nacional no anotó ni fotografió ni aportó pruebas de que esa camiseta fuera del procesado.

Etiquetas
stats