Tormentas severas para empezar el fin de semana

Una fuerte tormenta ha anegado viviendas y calles en Lucena | METEOCABRA

En meteorología, la predicción del paso de frentes, temperaturas, vientos asociados, incluso nevadas, entra en el terreno de lo fácilmente asequible. Difícilmente se yerra en el pronóstico, y los avances en la modelización de la evolución de la atmósfera han conseguido que los éxitos en la interpretación de mapas hagan mucho más fluida y exacta la comunicación de dichos fenómenos. Pero aún se escapa un proceso que por su propia dinámica y los fenómenos asociados lo hacen particularmente impredecible, las DANAs.

Esta misma semana, Ángel Rivera, meteorólogo de la AEMet, describía en un imprescindible artículo las robustas barreras a las que se enfrentaban los modelos de predicción a la hora de dibujar una evolución exacta de estos sistemas. El aislamiento de estas depresiones, al margen de la circulación general de la atmósfera, las hacen especialmente vulnerables a pequeñísimos cambios que puedan darse en todo su entorno. De ahí que la predecibilidad de sus fenómenos asociados sea tan baja, en especial en aquellas zonas limítrofes de la DANA, donde el comportamiento suele ser más severo y a la vez más sujeto a variabilidad.

Los modelos tienden a ser difusos, esquivos y muy variables en la pequeña escala ante este tipo de situaciones. Por eso, concretar predicciones locales en episodios asociados a una DANA es tan arriesgado y conlleva evoluciones que a posteriori no llegan a ocurrir, por exceso o por defecto. Pero cuando esos mismos modelos apuntan con insistencia a un fenómeno particular, con una intensidad determinada, y en una localización concreta, la incertidumbre se minimiza y la posibilidad de efectuar una predicción certera gana enteros. Y eso es lo que algunos modelos llevan apuntando desde hace unos días, la posibilidad de un fenómeno severo adverso en la provincia de Córdoba, asociado a la DANA que aún anda condicionando el tiempo por el sur peninsular.

Humedad, calor y punto de disparo para la formación de tormentas

Que estos días la ausencia de nubes y el repunte en las temperaturas hubiesen ganado la partida, no indicaban necesariamente una situación de absoluta estabilidad atmosférica. La elevada humedad relativa, notable especialmente durante las horas de mañana, eran síntoma de que el sur peninsular aún se encuentra bajo la influencia de dicha depresión.

Un aporte de humedad que va a ser determinante cuando durante la jornada del viernes, dicha DANA vuelva a reforzarse y aislarse, generando un entorno favorable a la formación de tormentas, que en lugares bien situados pueden llegar a ser severas, en forma de lo que en meteorología se conoce como supercélula. Dicho reforzamiento va a facilitar la formación de tormentas en el interior, que van a encontrar en la humedad y el notable aire cálido en altura que estos días se han ido acumulando, dos ingredientes magníficos para que el cielo vuelva a rugir.

Como siempre en estas situaciones, la posición del centro de la DANA va a ser determinante para la intensidad y localización de dichas tormentas, y es aquí donde modelos meteorológicos globales y de pequeña escala, llevan identificando con insistencia a Sierra Madrona, en la frontera entre Ciudad Real y Córdoba, como un disparador convectivo de primer orden durante la tarde del viernes.

Fin de semana inestable que podría tener un comienzo especialmente movido en nuestra provincia

Así, la tarde-noche del viernes se presenta en la provincia como muy inestable, con la formación de nubes de evolución en puntos de Sierra Morena, que podrán acabar derivando en tormentas que apuntarían a muy severas, de tipo supercelular. Este tipo de tormentas, más complejas y organizadas, suelen presentar características muy peculiares, como la rotación del sistema y una elevada torrencialidad en las precipitaciones, que las hacen especialmente peligrosas. Una tormenta que podría dejar importantes acumulados en una hora, de entre 30 y 40 litros según el modelo consultado, y que con una componente de vientos de noreste, podría tener una trayectoria hacia el suroeste de la provincia, barriendo a su paso puntos de Sierra Morena, valle del Guadalquivir y campiña.

Situación a vigilar por la previsible severidad del fenómeno, que con bastante probabilidad derive en la activación de avisos por tormentas en alguna de las demarcaciones provinciales de AEMet. Tormentas que con mucha menor intensidad continuarán condicionando el resto del fin de semana, y que compartirán protagonismo con la elevada humedad y temperaturas que oscilarán entre los 19-20 °C de mínima y 31-33 °C de máxima. Mucho bochorno en un fin de semana que promete empezar por todo lo alto.

Actualización: avisos amarillos para el viernes y el sábado

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado para este viernes el aviso amarillo por precipitaciones acumuladas en una hora de hasta 20 milímetros y tormentas en toda la provincia de Córdoba. El aviso estará activo entre las 14:00 y las 00:00 con una probabilidad de entre el 40 y el 70 %. Además, Aemet también ha activado el aviso amarillo en el Sur de la provincia de Córdoba para el sábado también por lluvias fuertes y tormentas.

Puede seguir al tanto del tiempo y el clima en el Facebook y el Twitter de Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats